Inicio Intelectualidad ¿Es reversible el encanecimiento del cabello?

¿Es reversible el encanecimiento del cabello?

La pérdida de pigmentación del cabello, debida a la disminución de la melanina, constituye una de las características visibles del envejecimiento. Ciertas evidencias sugieren que el estrés favorece y acelera la aparición de las canas, al menos en ratones. Ahora, Ayelet M. Rosenberg, de la Universidad de Columbia en Nueva York, y sus colaboradores demuestran no solo que el estrés contribuye al encanecimiento del pelo en humanos, sino también que, en algunos casos, el proceso puede revertirse.

En el estudio, publicado por la revista eLife, participaron 14 voluntarios, la mitad mujeres, de 35 años de edad media, con el pelo oscuro o canoso, pero sin teñir. Los investigadores tomaron 397 muestras que incluyeran tejido del folículo piloso, del cuero cabelludo y otras partes del cuerpo. Mediante microscopia de alta resolución escanearon los cabellos y elaboraron una escala con las distintas tonalidades de color. Ello permitió identificar tres patrones de pigmentación distintos: oscuro, blanco y transición abrupta a gris. Asimismo, fueron un paso más allá y analizaron el perfil proteómico de las muestras para dilucidar los mecanismos responsables del proceso de encanecimiento.

De acuerdo con los resultados, la expresión de proteínas relacionadas con el metabolismo energético, la respuesta antioxidante y la función de las mitocondrias aumenta en el cabello blanco. Ello sugiere que en estos folículos ocurren importantes cambios metabólicos y energéticos, que pueden incrementarse debido a factores externos, como el estrés. A fin de confirmar esta relación, así como su papel en la decoloración del pelo, los participantes llevaron un diario donde apuntaron los niveles de estrés que experimentaron a lo largo de varias semanas.

Los investigadores observaron que la aparición de canas coincidía con eventos estresantes. Sin embargo, también descubrieron que el efecto era reversible. Es decir, el pelo que crecía tras la desaparición del estrés podía recuperar el tono oscuro, aun cuando el extremo de la fibra capilar fuera blanco.

Rosenberg y su equipo destacan que el hallazgo contribuye a ahondar en el conocimiento de los distintos procesos que tienen lugar durante el envejecimiento, y los factores que lo aceleran. No obstante, señalan que a pesar de los beneficios para la salud, reducir el estrés no asegura la recuperación del color natural del cabello, pues existe un punto de no retorno partir de mediana edad. Por mucho que lleve una vida relajada, resulta improbable que una persona mayor recupere la pigmentación.

Marta Pulido Salgado

Referencia: «Quantitative mapping of human hair greying and reversal in relation to life stress», de A. M. Rosenberg et al., en eLife. 10:e67437, publicado el 22 de junio de 2021.

Publicidad