Inicio Intelectualidad Los editores, «realistas» ante una Feria del Libro «reducida»: menos ventas pero...

Los editores, «realistas» ante una Feria del Libro «reducida»: menos ventas pero éxito de público

   MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) –

   Una nueva edición ‘reducida’ de la Feria del Libro de Madrid dará el pistoletazo de salida este viernes 10 de septiembre con la Reina Letizia en la inauguración, en un año en el que los editores participantes se muestran «realistas» ante la posibilidad de lograr menos ventas que otros años, pero también «optimistas» por la respuesta que esperan del público.

   El editor de Impedimenta, Enrique Redel, ha admitido que no cuenta con alcanzar cifras de ventas de otras ediciones, pero que ve este evento como «la oportunidad de reencuentro» con los lectores. «No habrá tantos beneficios, pero los réditos económicos no son más que un tipo de rédito. Los motivacionales, el volver a encontrarnos con la gente, son impagables y nos va a venir muy bien», ha explicado en declaraciones a Europa Press el editor.

   La Feria pasará este año de 361 a 320 casetas y habrá un registro para el control de aforo, limitado al 75%. El máximo permitido será el de 3.900 personas en el interior del recinto, por lo que al día la organización estima alcanzar en torno a 30.000 o 35.000 visitantes, según adelantó el director de la feria, Manuel Gil.

    «La afluencia será mucho menor, pero eso no significa que no estemos allí con toda la fuerza. La ilusión que he visto en el Paseo de Coches mientras montamos ha sido tremenda: hemos pasado un desierto de año y medio empujando con todas las fuerzas para que el negocio se mantenga al alza«, ha añadido Redel.

   Desde Alianza, su editora Valeria Ciompi ha reconocido haberse subido al carro del optimismo tras haber pasado dudas de la idoneidad de celebrar este evento. «Lo que empezó como una posibilidad acogida sin mucho entusiasmo, casi como una concesión y con cierta incomodidad por las fechas, poco a poco ha sido sustituido por un espíritu de solidaridad con los libreros«, ha destacado.

   «El descubrimiento físico de un libro ocurre en las librerías y vamos a conseguir entre todos que sea una fiesta esta Feria: la limitación será física, no de entusiasmo. Va a ser una buena edición y habrá merecido la pena, con paciencia y colaboración«, ha defendido Ciompi.

«DATOS, NO INTUICIÓN»

   Las cifras del sector editorial hablan de un crecimiento del 44% en el primer semestre de 2021 respecto al año anterior. Además de este dato, desde Pepitas de Calabaza recuerdan que ya se han producido otros encuentros literarios como el de Sant Jordi o la Feria del Libro de Gijón con «buenas ventas y participación del público mayor de la esperada».

   «Somos muy optimistas, estamos muy contentos, y este entusiasmo no se basa solo en intuición. La pandemia ha sido positiva para el sector (hablando en términos editoriales) porque ha habido una recuperación del mercado y ahora hay que ver si esa tendencia se mantiene a la larga», ha señalado la editora Raquel Vicedo.

   Elena Ramírez, de Seix Barral, ve la feria como una «oportunidad de conservar» los índices de lectura que se han alcanzado en este periodo de pandemia. Sin entrar a si habrá más o menos compras, garantiza un «éxito absoluto en su dimensión más reducida». «Las ventas no se pueden prever, pero en cuanto a ganas, eso ya está superado«, ha admitido.

   En Galaxia Gutenberg, Joan Tarrida también se muestra optimista, avanzando que «puede haber una sorpresa positiva». «Puede ocurrir como el Sant Jordi en Barcelona, que la gente se lanzó a la calle a pesar de las restricciones con muchas ganas de vivir de nuevo una gran fiesta del libro. La Feria de Madrid lo es, y podría muy bien ser que los lectores quieran volver a la Feria después de 27 meses sin ella», ha explicado.

¿FERIA EN SEPTIEMBRE?

   La celebración de esta feria en septiembre, alejada de las fechas habituales de final de mayo, también ha suscitado un debate sobre la idoneidad de apostar por este mes en próximas ediciones –aunque el director de la feria ya ha confirmado a Europa Press que «no hay posibilidades» de que la feria vuelva a septiembre el próximo año–.

   «Al principio tenía mis dudas, porque mayo-junio es una cita que estaba marcada en nuestros calendarios, pero ahora he cambiado de opinión. Soy optimista respecto a septiembre, el otoño es una fecha muy importante para el sector y la feria inaugura una rentreé por todo lo alto«, ha defendido Vicedo.

   «Esto es algo que habrá que preguntar después de la feria. Las anteriores fechas son un momento maravilloso y estamos muy acostumbrados y septiembre es época en que hay más probabilidades de que se estropee por mal tiempo y además los bolsillos vienen tocadas por la compra de libros de textos. Quizás tenga más sentido recuperar el momento de antes, pero lo mediremos después de esta feria«, ha concluido Ramírez.

Publicidad