Inicio Internacional Comisarios reportan todo lo sucedido con Marcel Hernández en juego Alajuelense vs....

Comisarios reportan todo lo sucedido con Marcel Hernández en juego Alajuelense vs. Cartaginés

Marcel Hernández afirmó este viernes que su celebración fue normal, pero en Alajuelense pretenden que el Disciplinario lo castigue.

Hugo Cruz no lo hizo, pero el comisario de la Unión Nacional de Clubes de Fútbol de la Primera División (Unafut), Diego Vargas escribió con lujo de detalles todo lo que sucedió alrededor de Marcel Hernández tras su gol en el Estadio Alejandro Morera Soto.

El comisario hizo varias anotaciones en el apartado de reportes relevantes y ahí mencionó lo que pasó con el cubano.

“Posterior a la anotación del Club Sport Cartaginés, el jugador Marcel Hernández Campanioni (#9), llevó a cabo una celebración en la cual se quitó su camisa y caminó por el terreno de juego que da hacia la gradería sur del estadio, mostrando el número de su camisa a la afición”, versa en el documento, del cual tiene copia La Nación y que usted puede leer íntegramente más adelante en este artículo.

Ahí mismo indica: “Seguidamente, gran parte de los aficionados empezaron a gritarle la palabra “Violador”. De igual forma, posterior a la finalización del juego, se pudo escuchar que algunos aficionados volvieron a corear la palabra “Violador”, al momento que el jugador se encontraba brindando la entrevista flash a la televisora oficial”.

En los otros apuntes del comisario se señala que cuando transcurría el primer tiempo del juego, personeros de la Fuerza Pública se acercaron al Comisario de Seguridad (Warner Acuña), para alertar sobre una posible sobreventa de entradas.

“Dado que en las afueras del estadio había una gran cantidad de personas que no pudieron ingresar al partido y que tenían su boleto en la mano. Asimismo, se pudo corroborar una aglomeración importante de personas en los diferentes sectores de las graderías del estadio”.

Vargas también reportó que durante el transcurso del juego, se pudo apreciar que aficionados ubicados en la gradería oeste del estadio, hicieron uso de bombas de humo color rojas.

Indicó además que tras el gol de la Liga, “se pudo apreciar que, en la gradería del sector oeste del estadio, se dejó de respetar el espacio asignado para las zonas amarillas”.

Vargas destacó en ese mismo apartado de reportes relevantes que durante el transcurso del juego, en reiteradas ocasiones, “hubo lanzamiento de objetos”, como botellas llenas de líquido, encendedores y monedas hacia el terreno de juego por parte de los aficionados.

“Los cuales inclusive llegaron a impactar directamente sobre la integridad de algunos jugadores del Club Sport Cartaginés, mismos que debieron ser atendidos por el cuerpo médico. Asimismo, posterior a la finalización del encuentro, cuando el cuarteto arbitral se dirigía hacia su camerino, los aficionados lanzaron una botella con líquido que impactó al árbitro asistente #1 (Andrés Arrieta Barrantes)”.

Vargas indicó en cada uno de sus apuntes que para mayores detalles, debían remitirse al Informe del Comisario de Seguridad del encuentro, Warner Acuña y al apartado “Incidentes” del Informe Arbitral.

Con todo lo reportado por el comisario, más el reporte de Hugo Cruz que puede leer aquí, pareciera que a Alajuelense le podría salir caro lo que fue ese partido, en el que Cartaginés lo obligó a una gran final por la corona.

Además, en el informe del comisario de seguridad, Warner Acuña se lee que tras el tanto de Marcel Hernández, “en la celebración se quitó la camisa y después de los abrazos con sus compañeros , agarró la misma con sus dos manos extendidas enseñando la parte de atrás de la camisa y se paseó al frente de una parte de la gradería de sol sector sur, lo que provocó una reacción de la afición”.

”A partir de ese momento se escuchó dentro del estadio un grito generalizado de “violador”. Ese mismo grito se escuchó de nuevo ya en menor escala, ya que fue un grupo de aficionados del sector de sombra que iban saliendo y que vieron a Marcel que estaba en la entrevista Flash con el canal oficial”.

El comisario de seguridad anotó además que una vez concluido el encuentro, la Fuerza Pública tuvo que efectuar una intervención en la gradería del sector sur, “ya que se estaban presentado unos disturbios entre aficionados de Alajuelense, cerca del sector donde estaban ubicados los miembros de la Junta Directiva del Club Sport Cartaginés. Gracias a la pronta intervención de los oficiales, la situación no paso a más”.

Lo que en la dirigencia de la Liga creen es que el Morera Soto no será vetado, porque no había advertencia ni apercibimiento sobre el reducto. Así lo considera el fiscal y asesor legal del club, Manrique Lara.

Alajuelense solicita que se sancione a Marcel Hernández por incurrir en ‘provocación’ al estilo de Franco Troyansky en Argentina, quien hizo exactamente la misma celebración contra Boca Juniors y lo castigaron con tres partidos de suspensión por “incitar al público provocando gresca”.

Sin embargo, el delantero cubano que es ficha de la Liga y que está cedido a préstamo con Cartaginés por lo que resta de su contrato se sacude y hasta interpeló a la prensa, evidentemente molesto y lanzando el cuestionamiento: “¿Cuál es el problema con la celebración?”.

Ahora la atención se centra en las decisiones que tome en las próximas horas el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol.

La gran final entre Alajuelense y Cartaginés iniciará el domingo, a las 5 p. m., en el Fello Meza.

El juego definitivo por la corona del Clausura 2022 será el miércoles, en el Morera Soto.

Publicidad