Consejo de Seguridad de ONU planea votar nuevas sanciones contra Corea del Norte

Naciones Unidas

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas planea adoptar este lunes nuevas sanciones contra Corea del Norte a iniciativa de Washington, que suavizó sus demandas para buscar el apoyo de Moscú y Pekín.

Luego de que Pionyang realizó su sexto  –y más potente– ensayo nuclear a comienzos de mes, Estados Unidos llamó a intensificar las acciones internacionales contra el régimen norcoreano.

La votación de las medidas será a las 22GMT (4 p. m. en Costa Rica), informó el presidente del Consejo de Seguridad.

El proyecto de resolución original pedía un estricto embargo petrolero y congelar los bienes del líder norcoreano, Kim Jong-un.

Sin embargo, el documento fue suavizado tras duras conversaciones con Rusia y China.

Ahora, plantea un embargo “progresivo” sobre el petróleo destinado a Corea del Norte, en lugar de un embargo total e inmediato, según una versión obtenida por AFP. Se mantiene el embargo sobre el gas, pero se limitan los envíos de refinados a 500.000 barriles por tres meses (desde comienzos de octubre) y a 2 millones de barrilles por 12 meses desde el 1.° de enero.

Estados Unidos también aceptó no congelar los bienes del gobernante norcoreano y suavizó su postura acerca de los trabajadores norcoreanos expatriados, cuyos datos se plantea sean enviados a Washington por los países que les contrataron en vez de bloquearles sus pagos.

También se eliminó la propuesta de inspeccionar a la fuerza buques sospechosos de transportar cargas prohibidas por resoluciones de la ONU.

La prohibición a todos los miembros de Naciones Unidas de importar productos textiles norcoreanos, en tanto, sigue presente.

También la propuesta de añadir el nombre del oficial norcoreano Pak Yong Sik, que ayuda a dirigir la industria misilística del país, a una lista negra junto a tres agencias del país.

En otro guiño a Rusia y China, la nueva resolución apoya los esfuerzos por resolver la actual crisis con diálogo y destaca la necesidad de “asegurar una estabilidad duradera en el noreste asiático”.

Gran Bretaña y Francia –que junto a Estados Unidos, China y Rusia también tienen poder de veto en el Consejo de Seguridad– han mostrado su apoyo incondicional a Washington.

Pero aún resulta incierto si Moscú y Pekín apoyarán las nuevas sanciones. Ambos son los principales apoyos de Pionyang y han sido muy cuidadosos de tomar cualquier acción que pueda forzar el colapso del régimen norcoreano.

Impacto del petróleo. La agencia de información sobre energía de Estados Unidos estima que el país asiático  importa unos 10.000 barriles de crudo diarios, casi todos desde China.

Además, según cifras de Naciones Unidas, Corea del Norte importó productos refinados valorados en unos $115 millones desde China el año pasado. Y otros valorados en unos $1,7 millones desde Rusia.

“Hemos sido claros, junto a los estadounidenses, en que el petróleo tiene que ser incluido en las sanciones”, dijo la ministra de Exteriores surcoreana, Kang Kyung-Wha.

Sobre el texto a adoptar, la funcionaria espera tenga “consecuencias significativas en términos de incrementar la presión económica sobre Corea del Norte”.

Washington ha asomado incluso la posibilidad de realizar acciones militares contra Corea del Norte y amenazado con cortar sus vínculos económicos con países que los sigan manteniendo con Pionyang, que realiza el 90% de su comercio exterior con China.

Kim Hyun-Wook, profesor de la Academia Nacional de Diplomacia de Seúl, dijo a AFP que Wahington suavizó su “muy fuerte proyecto” inicial porque le resulta vital mantener el apoyo de Moscú y Pekín.

“Solo es posible criticar y presionar a China y Rusia por no hacer cumplir las sanciones, si votan a favor de ellas en el Consejo de Seguridad”, explicó.

Pero Corea del Norte, que se caracteriza por amenazar escandalosamente a Washington y sus aliados aunque luego no cumpla, dijo este lunes que no aceptará nuevos castigos por sus programas misilístico y nuclear.

El Ministerio de Relaciones Exteriores prometió así acciones “fuertes” contra Estados Unidos, que causen a ese país “el mayor de los sufrimientos y de los dolores de toda su historia”.

El Consejo de Seguridad restringió a principios del mes pasado la importación de carbón, hierro y mariscos de Corea del Norte.

Medidas que no evitaron que Pyongyang lanzara un misil de mediano alcance que sobrevoló Japón a mediados de agosto, e hiciera un ensayo nuclear el 3 de setiembre.

Loading...