Corea del Sur y EEUU inician sus mayores maniobras aéreas de la historia en medio de las advertencias de Corea del Norte

Publicado 04/12/2017 2:39:39CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) –

Los ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos han iniciado este lunes sus mayores maniobras aéreas de la historia, en medio del incremento de las tensiones en la península tras el último ensayo balístico norcoreano y ante las advertencias de Pyongyang.

Las maniobras, que durarán cinco días, arrancan menos de una semana después de que Pyongyang lanzara un nuevo misil balístico intercontinental. Seúl dijo que tenía un alcance de 13.000 kilómetros y que podía impactar en territorio continental estadounidense.

En las mismas participarán 230 aviones de guerra –entre ellos seis F-22 Raptor y seis F-35A, así como dos B-1 Lancer, seis EA-18G Growler y decenas de F-15 y F-16– y cerca de 12.000 militares estadounidenses.

El Ministerio de Defensa surcoreano ha recalcado que las maniobras tienen como objetivo “mejorar las operaciones aéreas combinadas en cualquier circunstancia”, agregando que se realizarán contemplando diversos escenarios de guerra.

Entre ellos figurarán simulaciones de bombardeos de precisión contra objetivos nucleares y balísticos de Corea del Norte, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Por su parte, el Ejército de Estados Unidos ha subrayado que los ejercicios militares “están diseñados para mejorar la capacidad de operaciones conjuntas e incrementar la efectividad en combate de ambos países”.

El Gobierno de Corea del Norte ha advertido durante el fin de semana de que las nuevas maniobras militares incrementarían aún más las tensiones en la región, amenazando con una “respuesta sin piedad”.

“Lo que importa es que las maniobras simulan una guerra y que van a ser llevadas a cabo en un momento en el que el loco presidente (de Estados Unidos, Donald) Trump está fuera de sí”, dijo el domingo un portavoz del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea.

En este sentido, señaló que las maniobras “son una grave provocación militar que llevará la ya difícil situación en la península de Corea al borde de una guerra nuclear”.

“La situación demuestra claramente que Estados Unidos y su marioneta surcoreana fanática la guerra son agresores y provocadores que rompen la paz y la estabilidad en la península y en la región”, puntualizó.

Por ello, reiteró que “Corea del Norte hizo lo correcto cuando decidió continuar sin cambios su camino de desarrollar simultáneamente los dos frentes –nuclear y balístico– para mejorar de todas las formas posibles sus capacidades disuasorias”.

Corea del Norte ha llevado a cabo varias pruebas nucleares y con misiles balísticos en los últimos años que han suscitado nuevas sanciones por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Sin embargo, el líder norcoreano, Kim Jong Un, ha mantenido la escalada militar, lo que ha hecho incluso temer una reactivación de la guerra en la península coreana.

Esta misma semana, la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, manifestó que Corea del Norte será “completamente destruida” en caso de que se desate una guerra en la región.

Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.

Loading...