Estados Unidos asegura que Kim Jong Un ‘está pidiendo una guerra’

La ONU exige a Corea del Norte que cumpla las resoluciones internacionales. China y Rusia abogan por una solución diplomática.

Noticias (3)

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, ha instado al Consejo de Seguridad a adoptar “las medidas más contundentes posibles” contra el régimen de Corea del Norte, al que ha acusado de estar “pidiendo una guerra” tras el último ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha.

“Ya basta”, ha proclamado Haley ante el órgano ejecutivo de Naciones Unidas. La embajadora ha asegurado que la posición que ha adoptado el Consejo desde el año 2006 no ha funcionado, por lo que ha llamado a adoptar otro enfoque que el Gobierno de Donald Trump no termina de concretar.

“A pesar de nuestros esfuerzos, el programa nuclear de Corea del Norte está más avanzado y es más peligroso que nunca”, ha dicho la embajadora norteamericana durante el encuentro.

Haley ha asegurado que el régimen de Kim Jong Un está “pidiendo una guerra” con sus constantes desafíos, aunque ha matizado que “la guerra no es algo que quiera Estados Unidos”. “No lo queremos ahora, pero la paciencia de nuestro país no es ilimitada”, ha apostillado.

La ONU apela a la unidad y China y Rusia piden prudencia

Por su parte, el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, ha instado a los países del Consejo de Seguridad a adoptar una “respuesta global” al último ensayo nuclear del régimen de Corea del Norte para “romper el ciclo de provocaciones”.

Feltman ha hablado ante el órgano ejecutivo de Naciones Unidas y se ha confesado “alarmado” por los últimos desafíos, entre los que ha citado el posible lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales. En este sentido, ha recordado a Pyongyang que debe cumplir las obligaciones internacionales y respetar las resoluciones.

China y Rusia han coincidido en pedir prudencia al Consejo de Seguridad de la ONU en el marco del debate sobre las posibles medidas contra Corea del Norte tras su último desafío nuclear, en un tono opuesto a la contundencia que ha reclamado sin tapujos Estados Unidos.

El embajador ruso ante Naciones Unidas, Vassili Nebenzia, ha apelado a “la necesidad urgente de mantener la cabeza fría y abstenerse de cualquier acción que pueda provocar una escalada de las tensiones”.

En este sentido, ha apuntado que la resolución de la actual disputa no llegará por vías militares sino “únicamente mediante canales diplomáticos”, para lo cual es necesario, entre otras medidas, fomentar las labores de “mediación” del secretario general de la ONU, António Guterres.

Por su parte, el embajador chino, Liu Jieyi, ha instado a todas las partes a estudiar “en serio” la propuesta de Pekín que obligaría a Pyongyang a suspender sus programas atómico y de misiles y a Seúl y Washington a abstenerse de llevar a cabo maniobras militares conjuntas.

Loading...