Irlanda revisará sus acuerdos con EEUU para el tránsito de pasajeros

Dublín, 30 ene (EFE).- El primer ministro irlandés, Enda Kenny, anunció hoy que ha ordenado una revisión de los acuerdos que tiene con Washington para controlar los viajes de pasajeros desde aeropuertos irlandeses a EEUU, en respuesta a la polémica política de inmigración del presidente estadounidense, Donald Trump.

Kenny aseguró que no está de acuerdo con esas medidas y que ha ordenado una “revisión completa” de los acuerdos firmados con la Administración estadounidense en esta materia, después de que miembros de su Gobierno le hayan advertido de que podrían ser “ilegales”.

“Obviamente, se lo diré al presidente (Trump) y al vicepresidente cuando me entreviste con ellos”, explicó hoy el “Taoiseach” (primer ministro irlandés).

Los aeropuertos de Dublín y Shannon (oeste de Irlanda) se cuentan entre las pocas instalaciones internacionales que efectúan controles de pasaportes por parte de funcionarios de inmigración estadounidenses, gracias a un acuerdo firmado por ambos países en 2008.

De esta manera, los viajeros embarcados en esos aeropuertos pueden tramitar sus solicitudes de entrada a EEUU y de viaje antes de abandonar la República de Irlanda.

Las polémicas medidas acordadas por Trump vetan la entrada en EEUU de ciudadanos con pasaportes de Libia, Sudán, Irak, Somalia, Siria, el Yemen e Irán y suspenden la entrada de todos los refugiados durante 120 días y de los sirios indefinidamente.

Kenny confirmó también que ha aceptado la invitación cursada por Trump para asistir a la tradicional recepción que organiza cada año la Casa Blanca el día de San Patricio (17 de marzo).

El “Taoiseach” aseguró que es importante “dar voz” a los miles de irlandeses que residen en EEUU, pues no se trata solo de entrevistarse con Trump, dijo, sino de reafirmar la especial relación que mantienen ambos países.

El jefe del Gobierno irlandés viaja cada 17 de marzo a Washington para reunirse con su colega estadounidense y regalarle un bol lleno de tréboles, en señal de amistad entre los dos países.

Durante el mandato del presidente republicano Ronald Reagan, esa ceremonia se transformó en un día entero de celebración de San Patricio, el patrón de Irlanda, que incluye, entre otros actos, un almuerzo en la Casa Blanca.

Loading...