Inicio Internacional Reino Unido defiende una frontera sin barreras entre Irlanda del Norte e...

Reino Unido defiende una frontera sin barreras entre Irlanda del Norte e Irlanda tras el Brexit

Publicado 16/08/2017 11:30:59CET

LONDRES, 16 Ago. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno británico ha esbozado este miércoles su propuesta para la frontera británica con Irlanda en Irlanda del Norte, la única que tendrá Reino Unido con la UE tras el Brexit, defendiendo que debe ser lo más abierta posible, “sin ninguna infraestructura física”, una vez que se produzca el divorcio entre Londres y Bruselas.

Downing Street ha emitido un comunicado en el que avanza el contenido de un nuevo informe –el segundo– que se publicará en las próximas horas con la propuesta detallada del régimen que quiere imponer en la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda.

“Reino Unido planea proteger el Área Común de Viaje (CTA, por sus siglas en inglés)”, un acuerdo de libre tránsito que permite a los ciudadanos británicos e irlandeses cruzar esta frontera sin apenas controles, reza la nota oficial difundida por el Número Diez.

“Esto significa que buscará claras garantías para que no cambie la capacidad (de los ciudadanos) para moverse libremente en la CTA” y que presionará para que no haya “ninguna infraestructura física”. “No volveremos a las fronteras duras del pasado”, ha sostenido.

En lo tocante al tráfico de mercancías, Londres se remite a la propuesta que hizo el martes para mantener una “unión aduanera común”, con 2022, cuando están previstas las próximas elecciones generales, como fecha límite, hasta que cierre con Bruselas un acuerdo comercial definitivo.

“Las dos partes deben mostrar flexibilidad e imaginación cuando se trata de la cuestión fronteriza en Irlanda del Norte”, ha dicho una fuente gubernamental, que ha subrayado que “proteger el comercio entre Reino Unido e Irlanda es vital, debido a la importancia de sus intercambios.

La misma fuente ha indicado que “cualquier solución debe negociarse con la Unión Europea para garantizar que el lado irlandés de la frontera, que quedará bajo jurisdicción del derecho comunitario, también está libre de barreras”. “Estamos esperando a ver la posición de la UE sobre Irlanda”, ha remachado.

May ha esgrimido en un artículo publicado este miércoles en el ‘Irish News’ que sería “inconcebible” que el Brexit se tradujera en una “frontera física” entre Irlanda del Norte e Irlanda, por lo que ha confiado en que este asunto, que Dublín también ha fijado como prioridad, pueda acordarse en las primeras fases de la negociación con la UE.

“Nadie puede fingir que nuestra historia siempre ha sido fácil pero, ahora que Reino Unido ha comenzado un nuevo capítulo, no daremos marcha atrás en los avances históricos que hemos conseguido con Irlanda del Norte y en toda la isla (de Irlanda)”, ha sostenido la primera ministra.