Inicio Internacional Tico asesinado en Colombia apenas iniciaba su sueño de recorrer el mundo

Tico asesinado en Colombia apenas iniciaba su sueño de recorrer el mundo

El joven informático se graduó hace cinco años y era muy comprometido con su profesión. Foto: Tomada de Facebook

Roy Gerardo Monge Oviedo no había cumplido dos meses de haber iniciado la travesía que soñó desde niño, cuando una bala le arrebató la vida. En setiembre, este tico de 28 años, que anhelaba recorrer el mundo, había conseguido una oportunidad laboral en Medellín, Colombia, la cual le iba a permitir crecer aún más en su profesión como ingeniero en Informática y darle la capacidad económica de viajar.

Esa era su principal meta, según contó a La Nación su hermana Eilyn, quien lo recuerda como un hombre comprometido con salir adelante, tanto así que tenía tres trabajos para darse la estabilidad que quería. Desde 2017 se graduó en la Universidad Nacional y se propuso salir del país para llegar muy alto, por eso se esforzó por destacar en muchas áreas de su carrera, pero sin dejar de lado la humildad que tanto lo caracterizaba.

Creció en las calles del barrio Colonia Kennedy, en San Sebastián de San José, y como relata su hermana de 27 años, siempre estuvo en los cuadros de honor de la escuela y el colegio, ya que era muy comprometido con el estudio. Ella recuerda que cuando salían de clases siempre se iban corriendo juntos a casa para ver las fábulas que daban en canal 4, ya que Monge era un gran fan de las caricaturas y de pasar tiempo con su hermana.

Tico muere asesinado en Colombia

Su comida favorita era la pizza y le encantaba andar en bicicleta. Sin embargo, su actividad preferida era estudiar y por eso siempre tenía buenas calificaciones. Admiraba mucho a su abuelo y era su principal ejemplo, ya que el señor le pasaba enseñando cosas nuevas y fue de los primeros que le despertó su interés por la informática. De hecho, fue de las personas que más le costó dejar cuando emprendió su viaje a Colombia.

La hermana comentó que el joven no tenía problemas con nadie y que más bien era “muy amiguero”, y que posiblemente eso fue parte de lo que lo perjudicó antes de fallecer, ya que, al parecer, antes de ser asesinado se encontraba en un bar de Bogotá con unos amigos y luego de quedarse hasta la madrugada pasando el rato con unos locales, salió del comercio a comprar comida y le dispararon en la vía pública.

Otra de sus hermanas contó a Teletica.com que, inicialmente, cuando el joven cortó comunicación con la familia lo reportaron como desaparecido, pero luego hallaron su cadáver. “Una agente de policía de Bogotá nos llamó y nos dijo que el cuerpo de mi hermano lo encontraron a la par de un puesto de perros, a dos cuadras del bar donde estaba. Al parecer, le dispararon desde una motocicleta y le quitaron la billetera”, relató la mujer.

La madre del tico viajó a Colombia para reconocer el cuerpo de su hijo, el cual por el momento solo ha podido ver por fotografías. Ella y su familia necesitan ayuda para traerlo a Costa Rica, por lo que están recibiendo donaciones por Sinpe Móvil al número 8578-1909 o a la cuenta bancaria CR73010200009470073997.

Este era el aviso de desaparecido que se había publicado previo a encontrar el cadáver del joven en vía pública.

Publicidad