Inicio México Aranceles al acero y al aluminio, la triste ‘novela’ que termina con...

Aranceles al acero y al aluminio, la triste ‘novela’ que termina con final feliz

El Gobierno de Estados Unidos anunció este viernes el final de los aranceles al acero y aluminio de México y Canadá.

El presidente Donald Trump hizo el anuncio en un evento, el cual es “genial para su país”. Agregó que espera que el Congreso de su país lo apruebe rápidamente.

La administración de Donald Trump dejará de imponer un gravamen de 25 por ciento al acero y de 10 por ciento al aluminio de esos países en un periodo no mayor a 48 días después del anuncio, señaló un comunicado del Gobierno canadiense.

Al respecto, el Gobierno de México confirmó el acuerdo en un comunicado, en el que agregó que se levantarán los aranceles de represalia aplicados a productos estadounidenses.

“Después de negociaciones entre México y Estados Unidos sobre los aranceles al acero y aluminio impuestos por este país al acero mexicano, bajo la Sección 232, se ha llegado a un acuerdo beneficioso para ambas partes: se levantan dichos aranceles, quedando sin cuotas el acero y el aluminio de nuestro país”, señaló.

El compromiso de levantar los gravámenes de represalia también fue adoptado por Canadá, de acuerdo con lo explicado por el primer ministro de ese país, Justin Trudeau.

“Esta decisión refleja lo que siempre se ha sabido por nuestros países en ambos lados de la frontera: Canadá ha sido el aliado más firme de Estados Unidos durante más de cien años y nuestra alianza nos hace más competitivos y mejora nuestra seguridad”, dijo en un comunicado.

Según el nuevo acuerdo, México y Canadá se comprometen a adoptar nuevas y estrictas medidas de monitoreo y cumplimiento para evitar que el acero chino se envíe a Estados Unidos a través de su territorio.

Así se desarrolló esta disputa comercial entre los tres aliados comerciales:

-Fue en marzo de 2018 cuando la administración de Donald Trump anunció gravámenes para el acero y aluminio, pero decretó una exención temporal para algunas naciones, entre ellas México.

-Trump explicó en su momento que había tomado esa decisión por las negociaciones que se llevaban a cabo para renegociar el TLCAN.

-“Si no llegamos a un acuerdo, si no logramos renegociar el tratado, entonces daremos por terminado el tratado (…) Si sí lo renegociamos, no le impondremos estos aranceles a Canadá y México”, dijo.

-Dos meses después, en mayo, Wilbur Ross, secretario de Comercio de EU, informó de la extensión para el acero y aluminio para México, Canadá y la Unión Europea, argumentando motivos de seguridad nacional.

-Los gravámenes entraron en vigor a partir del 1 de junio de 2018.

-En su momento, Ross subrayó la flexibilidad de la medida dado que el presidente Trump podía hacer lo que quisiera en materia comercial.

-México ‘contestó’ al anuncio con la imposición de aranceles a aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos de EU.

-El monto total de los gravámenes ascendió a 4 mil millones de dólares, señaló el entonces secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

-El 1 de diciembre de 2018, el presidente Trump, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el expresidente Enrique Peña Nieto firmaron en Buenos Aires el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

-Sin embargo, ese acuerdo comercial (que hasta la fecha no ha sido ratificado por los Congresos de los países firmantes) no incluyó la eliminación del gravamen para el acero y aluminio de México y Canadá.

-Ya en 2019, Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), llevó a cabo una gira de trabajo en EU. Uno de los temas de su agenda fue la eliminación de esas tarifas.

-Antes del anuncio hecho este viernes por el Gobierno estadounidense, la administración mexicana preparaba nuevos aranceles contra su vecino del norte, según Graciela Márquez, secretaria de Economía.

-“Estamos en el proceso de preparar una nueva tarifa retaliatoria en nuestra lista de retaliación, pero no estamos en la posición de revelar los nuevos componentes. Lo que puedo decir es que incluirá consideraciones económicas y políticas”, dijo la funcionaria el martes.

-Un día después, Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, confirmó a El Financiero que las negociaciones para que EU borrara esos gravámenes iba avanzada.

-El funcionario explicó que en las negociaciones estuvo involucrado el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer.

-“En dos semanas llevamos tres reuniones (con Lighthizer) y cantidad de comunicaciones telefónicas y de todo tipo y yo creo que estamos muy cerca de lograr un acuerdo“, agregó.

Con información de Bloomberg, Reuters, Daniel Blanco y Víctor Piz