La Ciudad de México mantiene la fase 1 de contingencia ambiental

La contaminación no cede en la Ciudad de México. La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) ha anunciado este miércoles que se mantiene la primera fase de contingencia ambiental por altas concentraciones de ozono. Las autoridades han restringido desde el lunes la circulación de vehículos para revertir la mala calidad del aire. Para este día, los coches con terminación de matrícula par (0, 2, 4, 6, 8) y con engomado rojo, así como holograma de verificación dos y que provengan de otros estados, no podrán transitar.

El ozono causa irritación de ojos nariz y garganta, provoca problemas cardiovasculares y afecta en particular a personas con asma o con problemas respiratorios y pulmonares. Las últimas mediciones también arrojan altos niveles de partículas PM10, que también afectan a los pulmones en particular y que han degradado la calidad del aire en el centro de la capital.

La CAME ha explicado que la contingencia se debe al intenso tráfico de automóviles, las altas temperaturas, la radiación solar y que los vientos no soplan con suficiente fuerza para dispersar los contaminantes en los cielos de la capital. Es común que hasta junio, antes del comienzo de la temporada de lluvias, se registren altas concentraciones de sustancias dañinas por la prevalencia de estos factores. Las autoridades han identificado este fenómeno como la “temporada de ozono” y prevén que estas condiciones adversas continúen por el resto del día.

La CAME recomienda que niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con problemas respiratorios y cardiovasculares eviten salir de espacios cerrados durante la tarde, entre las 13.00 y las 19.00 horas. Los capitalinos, en especial los alumnos de centros escolares, también deben limitar actividades deportivas y recreativas al aire libre.

Loading...