La justicia mexicana ordena la detención del exgobernador Roberto Borge por corrupción

Un juez ordenó la detención del exgobernador de Quintana Roo (sureste de México), Roberto Borge y parte de su equipo por la compra con testaferros de terrenos del Estado a precios muy inferiores a su costo de mercado en zonas turísticas de la codiciada Riviera Maya. Entre otros delitos, la justicia reclama a Borge la compra también de una empresa de embarcaciones turísticas en la misma zona.

La orden de detención se habría librado el jueves, pero hasta el sábado no se hizo pública. El fallo incluye además a otros cuatro colaboradores, de acuerdo con una información del diario Reforma que cita fuentes de la SEIDO.

La decisión judicial ha sido duramente criticada por la oposición, que calificó de “electorera” la noticia, conocida en plena jornada de reflexión para millones de mexicanos, un día antes de que Nayarit, Coahuila, Estado de México y Veracruz acudan a las urnas, en unos comicios trascendentales para el partido en el Gobierno central, el PRI, pues podría perder gran parte de su fuerza regional. 

La orden de detención abarca al exmandatario, Claudia Romanillos, a la exdirectora del Instituto del Patrimonio Inmobiliario (IPAE) y a Soraya Guadalupe Herrera, excoordinadora jurídica del instituto. También se ordenó aprehender a María de Lourdes Pinelo, secretaria del padre del exgobernador, y César Celso González , abogado de la familia Borge.

La noticia se conoció un día antes de tres importantes elecciones estatales que el PRI podría perder

Al gobernador se le atribuye la venta de 24 terrenos e inmuebles del Gobierno local a un precio ridículo entre amistades y miembros de su equipo en zonas de Cancún y Cozumel entre 2011 y 2014. Diez de los terrenos junto al mar no no tenían el permiso de venta por tratarse de reservas naturales, y otros cuatro estaban a nombre de María Rosa Angulo, madre del exgobernador, quien no fue consignada en este expediente.

Pero Martí Batres Guadarrama, presidente del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la capital, cree que se trata de una artimaña del Gobierno federal para parecer que se está combatiendo la corrupción —uno de los temas más peliagudos de esta campaña electoral—, una asignatura que ha quedado pendiente en todo el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“Se trata de una decisión oportunista, electorera. No veo que vaya a tener el efecto que quieren. Puede ser contraproducente para el régimen. Puede afianzar más la idea de que ya no hay que elegir más priístas para los gobiernos de los Estados”, dijo esta mañana en entrevista con SinEmbargo.

El domingo, México elegirá gobernadores en Coahuila, Estado de México y Nayarit, entidades que se encuentran en manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Se trata de un proceso reñido, donde no está claro si el tricolor y o la oposición se impondrá. En Veracruz, se celebrarán elecciones municipales después de que el PRI perdiera el Gobierno estatal. Según los analistas, lo que suceda en el Estado de México, tendrá un impacto importante en la carrera presidencial de 2018.

Roberto Borge, como Javier Duarte y César Duarte, entre otros, fueron calificados por Peña Nieto como ejemplos del “nuevo PRI”. Sin embargo, el balance no puede ser más desolador: Javier Duarte está preso en Guatemala por corrupción; César Duarte está prófugo de la justicia y a Roberto Borge, desde hoy, le persigue una orden de detención. 

Loading...