La pensión es para que los expresidentes no roben: Fox

7

El expresidente de México, Vicente Fox Quesada dijo este lunes, que la pensión vitalicia que se otorga a los expresidentes mexicanos está pensada para que los mandatarios tengan asegurado un “modus vivendi” y durante su gestión no metan las manos en el dinero público.

“Todos los países tienen pensiones para sus expresidentes, se trata de un acto hasta de justicia, también pensando para que un expresidente no se preocupara mientras está en el ejercicio del poder de estar acumulando dinero ilícitamente”, dijo Fox en entrevista para W Radio.

El expresidente mexicano escribió el domingo en su cuenta de Twitter: “La pensión es para NO robar (sic)”.

En reiteradas ocasiones Andrés López Obrador, el candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, se ha comprometido a retirar la pensión vitalicia que reciben los expresidentes mexicanos, a lo que Vicente Fox respondió en entrevista este lunes, que dicho ingreso es un derecho laboral como el que cualquier trabajador debe recibir.

El expresidente Fox es un férreo opositor a López Obrador y prácticamente diario en su cuenta de Twitter pone mensajes contra él, e invita a sus seguidores a no votar por el tabasqueño.

El domingo tuiteó “A paso firme, México se está dando cuenta que Morena es el Movimiento de Reciclaje Nacional: reciclando políticos corruptos, políticas del siglo pasado, mensajes de división y mucha basura más. Pongamos la basura en su lugar y optemos por avanzar juntos en un México brillante”.

Actualmente está establecido que los expresidentes reciban una pensión mensual, además de apoyos en gastos de servicios y de personal.

De acuerdo con información obtenida por El Financiero en 2013, el expresidente Felipe Calderón genera gastos por personal como directores generales, jefes de departamentos o asistentes por 816 mil 758 pesos, a lo que se suma su pensión por unos 205 mil pesos mensuales (la cual dona a la asociación civil Aquí Nadie Se Rinde).

A esto se suman pagos de bonos, aguinaldos, servicios telefónicos, automovilísticos, entre otros.

Según el libro ‘Beneficios ex presidenciales’ de Ernesto Villanueva e Hilda Nucci, citado por Animal Político, Calderón modificó el reglamento del Estado Mayor Presidencial en noviembre del 2012 para incrementar el número de elementos de seguridad asignados a su familia. El texto señala que normalmente se le asignan a cada expresidente 78 elementos, pero a Calderón se le asignaron 425.

“Esto lo convierte, según el libro ‘Beneficios ex presidenciales’, en el expresidente más caro del mundo con un costo mensual de 5 millones de pesos”.

Durante su acto de campaña en Nuevo Laredo la semana pasada, López Obrador reiteró que los privilegios de la clase gobernante terminarán si su triunfo se consuma el próximo 1 de julio.