Inicio México Por qué crees merecer el empleo

Por qué crees merecer el empleo

Han pasado casi dos años de permanecer encerrados en nuestras casas y departamentos, la mayoría de nosotros por miedo y por disciplina, ante una pandemia que parece no querer irse en este año de 2021.

Jóvenes y no jóvenes, ansiosos de conseguir un empleo: Lo primero que les van a preguntar los ejecutivos que los entrevistarán, cuando seriamente hayan tomado la decisión de buscar un trabajo, será: “¿Qué hizo usted todo el tiempo que permaneció encerrado por la pandemia?”

Les confesaré algo: “Si en estos dos años de encierro, los buscadores de trabajo no mejoraron sustancialmente su dominio del inglés, principalmente el hablado y el escrito, no les daríamos trabajo. No servirían. Húndanse en su mediocridad. No los contrataríamos.

Lo segundo que suelo indagar en los candidatos a obtener un trabajo ejecutivo o directivo es: “¿Cuáles son las razones fundamentales de tus más altas motivaciones y cuáles son estas?”. “¿Si no las tienes, por qué razón no las tienes? De inmediato, ante la respuesta, la cual espero que sea inteligente y la sepan defender, deberán mostrar consistencia con los requerimientos del trabajo que desean conseguir. Porque se desea que hayan averiguado: “la esencia del empleo” que andan buscando y que creen merecer.

A continuación, defino la calidad de la institución donde obtuvieron su título profesional. No me interesan los engaña cursos ni la mediocridad llamada: Diplomados.

Así mismo, suelo preguntar: “En una escala de 1 a 5, siendo el número uno tu principal motivador, el número 5 sería quizás el que debas eliminar. Nómbralos.

Finalmente le exijo a los jóvenes y a los adultos que buscan empleo, que me expresen con claridad dos cosas:

1.- La razón y el interés supremo, por el contenido del puesto de trabajo que les interesa y los objetivos implícitos del mismo.

2.- Aquellas tareas o actividades ejecutivas que no les gustaría desempeñar y por qué razones.

Recomendación pertinente: no imiten a los presidentes de México, cuyas carencias fundamentales son la falta de motivación y la capacidad para solucionar problemas fundamentales. A ellos les interesa el poder, el dinero y las funcionarias atractivas.

Publicidad