Inicio Motor El Range Rover L, de batalla extendida (LWB), ya se vende en...

El Range Rover L, de batalla extendida (LWB), ya se vende en China

Cuando Land Rover dio luz verde a la primera iteración del Range Rover Evoque jamás pensó que pasaría a ser su modelo más exitoso. Aunque entró tarde en el segmento de moda, el de los SUV´s compactos, lo hizo por la puerta grande. Sobre todo, porque tenía frente a sí a rivales tan potentes como los Audi Q3, BMW X1 o Mercedes-Benz GLA. Sea como fuere, consiguió que fuera una de las referencias en uno de los mercados más duros: el chino.

Con la segunda generación del Land Rover Range Rover Evoque la historia se ha repetido. No al mismo nivel que con su predecesor, pero sí han logrado mantener la fidelidad de sus clientes. Sin embargo, para evitar que pierda el ritmo en China, han decidido lanzar al mercado una versión con batalla extendida (Long Wheelbase). Se trata del Range Rover L y llega dispuesto a dejar en la «cuneta» a sus rivales bávaros. Te contamos cuáles son sus trucos.

El Land Rover Range Rover Evoque L crece hasta llegar a los 4,53 metros de longitud… para ofrecer más habitabilidad

Land Rover Range Rover Evoque L

De entrada, si echas un vistazo a las fotos que ha publicado Land Rover, verás pocos cambios en su diseño. Esto es así porque su estética, que evoluciona respecto a la de su predecesor, es muy atractiva. La principal diferencia que hay entre la versión que se vende en Europa y esta de batalla extendida está tras el pilar «B». Sí, porque el incremento en la distancia entre ejes da como resultado una puerta trasera de mayor tamaño para entrar en el habitáculo.

La ganancia que experimenta la distancia entre ejes del Range Rover L es desconocida. Sin embargo, los encargados del proyecto sí han querido que sepamos cuál es la mejora de la habitabilidad en la segunda fila de asientos. Según los datos publicados en la web de la marca, los pasajeros disfrutarán de 12,5 centímetros extra para acomodar sus piernas. Pero además, los asientos pueden regular el respaldo en 5 o 7 grados e integran nuevos reposacabezas.

Artículo relacionado:

Range Rover Evoque P300e: la tecnología PHEV llega al SUV inglés

Para hacer más atractivo al Range Rover L, todas las unidades que se vendan en China estarán equipadas con kits deportivos R-Dynamic y llantas de aleación de 20 pulgadas. De puertas adentro también hay cambios, con la llegada del sistema InControl OS 2.0. Según explica Land Rover, se trata de una interfaz humanizada que cuenta con pantallas táctiles duales de 10,2 pulgadas que son comparables a los teléfonos inteligentes.

Por último, indicar que todavía no se sabe si el Range Rover L podría llegar a otros mercados distintos del chino. En este su precio arranca en los 430 mil yuanes que, al cambio actual, vendrían a ser unos 56.200 €. Habrá que esperar, pero de llegar a Europa solucionaría una de las pegas que «casi todo el mundo le pone», la habitabilidad. Habrá que ver si hacen el esfuerzo, o se limitan a los mercados más importantes por volumen e imagen.

Fuente – Land Rover China

Publicidad