Inicio Noticiero Digital El experimento de las hermanas Wachowski con la aventura espacial más desmelenada...

El experimento de las hermanas Wachowski con la aventura espacial más desmelenada desembarca en HBO Max

Las hermanas Wachowski, que saltaron a la fama como responsables de la influyente y aún hoy pasmosa ‘Matrix‘, no han tenido demasiada suerte en otras incursiones en el cine. Las secuelas de su obra magna (incluida la apabullante última entrega), pese a su éxito en taquilla, no están tan bien consideradas; la magnífica ‘Speed Racer’ no respondió entre el gran público; y el resto de sus propuestas, como la hipnótica ‘El atlas de las nubes’, pasaron directamente desapercibidas. Entre esas que se recibieron con indiferencia está ‘El destino de Júpiter‘, que ahora llega a HBO Max.

Esta película de 2015 es una propuesta con guión propio cuya también decepcionante recepción en taquilla supondría la última producción en la que participó de Lilly Wachowski, y la retirada momentánea de la gran pantalla de Lana hasta su regreso con ‘Matrix: Resurrections. Ambas se refugiarían entre 2015 y 2018 en televisión con la serie ‘Sense8’, quizás su propuesta mejor acogida desde la ‘Matrix’ original. En cualquier caso, ‘El destino de Júpiter’ supone un antes y un después.

En ella, una joven descubre su destino como heredera de la nobleza intergaláctica, y como tal protegerá a los habitantes de la Tierra de un imperio destructor que quiere apoderarse de nuestro planeta. Una aventura tradicional llena de alienígenas, viajes por el espacio y desafíos a la lógica, y que contó con un trío de estrellas que, con el paso del tiempo, sin embargo, han quedado como quizás el punto menos interesante de la propuesta: Mila Kunis, Channing Tatum y Eddie Redmayne como villano de la función.

La película ha sido comparada con ‘Star Wars’, pero a lo que quizás recuerda (y con lo aficionadas al cómic que son las hermanas, no es una suposición muy descabellada) es a la bande dessinée europea de género, de ‘Barbarella’ a ‘Valerian’ o la obra de Moebius. El resultado es una película de escapismo puro, rebosante de acción, personajes de una pieza y monstruos, pero también con un interesante y sutil mensaje anticonsumista y ultraemocional. Una divertida peripecia galáctica que, en cualquier caso, mereció mejor suerte.

Publicidad