Inicio Noticiero Digital El MacBook Pro con pantalla táctil no tenía sentido para Steve Jobs....

El MacBook Pro con pantalla táctil no tenía sentido para Steve Jobs. Ahora sí lo tiene para Apple

Allí estaba Steve. Ya visiblemente más delgado y desmejorado Con su camiseta negra larga de cuello de tortuga Octubre de 2010. Delgado y ya algo desmejorado por su enfermedad, el cofundador de Apple nos hablaba de los (entonces) nuevos Mac.

Mediada la presentación, Jobs mostraba un teórico MacBook con pantalla táctil y rechazaba esa idea. «La tecnología multi-touch no funciona en superficies verticales. Es genial para una demo, pero terrible para la ergonomía».

No sabemos qué pensaría Steve hoy en día de aquello, pero los rumores apuntan a que en Apple ha cambiado de opinión. Hay MacBook con pantalla táctil a la vista, y hay razones singulares para ello.

Lo cierto es que durante años Apple mantenía aquel razonamiento esgrimido por Steve Jobs. Craig Federighi, máximo responsable de la división de software, reafirmaba la idea en una entrevista con Wired en 2018:

Realmente pensamos que la ergonomía de usar un Mac es que las manos descansan sobre una superficie y que levantar el brazo para tocar una pantalla es algo bastante fatigoso. No creo que hayamos mirado a ninguno de los otros tipos hasta la fecha y hayamos dicho, ¿cómo de rápido podemos llegar ahí?

Pero con el tiempo, la idea parecía ofrecer menos resistencia. Mark Gurman ya avisaba hace unos meses de cómo había reaccionado el mismo Federighi al volver a ser preguntado por la cuestión. Su respuesta: «¿Quién sabe?».

Lo cierto es que hay razones que sostienen esa teórica aparición de un Mac con pantalla táctil en 2025. Veámoslas:

  • Unificación: No es solo por la revolución de los Apple M1 y la transición total a una misma base hardware. Apple lleva años «iosificando» macOS y, al mismo tiempo, «macosificando» iOS. Ambas plataformas han ido cogiendo ideas la una de la otra. Uno de los cambios más importantes llegó con el soporte de aplicaciones de iOS y iPadOS a macOS. Esa opción es llamativa, pero había un problema obvio: los Mac no están pensados para ser manejados con una interfaz táctil, que es como se diseñaron esas apps de iOS. Estos Mac con pantalla táctil reforzarían esa convergencia de plataformas.
  • Vender más Mac: la adopción de pantallas táctiles plantearía una opción diferencial para atraer a nuevos compradores. Apple ha sido de las pocas en resistir —más o menos— la debacle de las ventas de PC, y contar con esta novedad podría ayudar a reforzar esas ventas.
  • ¿Qué pasa con el iPad?: lo extraño aquí es que Apple ya tiene en cierta medida equipos con esa capacidad. Como hemos mencionado, los iPad llevan años adoptando características más asociadas a los portátiles de toda la vida. En iPadOS ya tenemos el Dock, el explorador de ficheros, la opción de pantalla dividida y, por supuesto, el soporte de ratón y teclado. Con todo y con eso, cada vez cuesta más comprender hacia dónde va el iPad. Puede que esta sea la respuesta de Apple a esa duda.
  • Ergonomía: mi experiencia personal con convertibles o portátiles con pantalla táctil valida aquella conclusión de Steve Jobs: levantar el brazo constantemente para tocar la pantalla en un portátil no es cómodo. Viene bien ocasionalmente para hacer scroll vertical, pero el ratón es habitualmente mucho más conveniente. La cosa cambia cuando el portátil se convierte en tableta, claro: ahí poder usar la tecnología táctil en ámbitos diversos —multimedia, notas, dibujo— es ciertamente útil.
  • Formato: eso hace que nos preguntemos cómo será ese hipotético MacBook Pro. Apple le acabó dando la razón a Microsoft y su familia Surface cuando fue añadiendo más y más funciones a los iPad, pero en ellos siempre estamos sujetos —para bien y para mal— a iPad OS. Contar con un convertible con macOS parece interesante para ir más allá en productividad sin renunciar a la capacidad de aplicaciones nativas de iOS o iPadOS que se controlan con gestos táctiles. ¿Será ese MacBook Pro un equipo con pantalla giratoria? ¿O será un Surface Book con pantalla desplegable?
  • MacBook más caros. A Apple le encanta tener argumentos para subir precios de sus equipos y obtener mayor margen de beneficio, y este sería uno bastante potente. Algunas propuestas le han salido rana en el pasado —teclados mariposa, Touch Bar— pero sirvieron para intentar reforzar el mensaje de que esos equipos eran mejores y más versátiles que nunca. Aunque no lo fueran —y no lo eran, como demostraron los tiempos—, Apple tenía un buen motivo para ponerles una etiqueta con un precio cada vez mayor. Ahora contar con un MacBook Pro con pantalla táctil permitiría una vez más posicionar ese equipo como especialmente diferencial… y caro.

Evidentemente queda por ver si Apple efectivamente ofrecerá este tipo de producto, pero ciertamente todo apunta a que ese MacBook Pro —si es que se llama así— con pantalla táctil —y no con accesorios que ofrecen esa opción— tendrá que ser distinto a los MacBook Pro que hemos conocido hasta ahora.

Publicidad