Inicio Noticiero Digital Espías, multimillonarios y VPNs de pago: la inquietante historia de Kape Technologies...

Espías, multimillonarios y VPNs de pago: la inquietante historia de Kape Technologies y de un ecosistema con un lado muy oscuro

Imagina que quieres comenzar a usar una VPN. Buscas en Google cuáles son las mejores y te encuentras con artículos como este en que parecen dejar claro que ExpressVPN, CyberGhost y Private Internet Access son las mejores. El tema parece completo y te suenan algunos de esos servicios, así que te lanzas y comienzas a usar uno de ellos.

¿Cuál es el problema? Que tanto quien recomienda esos servicios como los proveedores de los mismos pertenecen al mismo grupo. Se llaman Kape Technologies y llevan años comprando plataformas de este tipo y sitios web de comparativas de VPNs para autopromocionarse. Son un ejemplo de un problema que afecta a una industria con muchas sombras y que hacen que lo de usar una red VPN para proteger nuestras conexiones dé un poco de miedito.

Todo comenzó con Teddy Sagi y Crossrider

La historia de Kape Technologies es desde luego llamativa. Antes de cambiar de nombre en 2018, la empresa se llamaba Crossrider. Tras su creación en 2012 está el multimillonario israelí Teddy Sagi, que entre otras cosas es propietario del célebre mercado de Camdem en Londres.

Teddy Sagi

Sagi tiene una trayectoria polémica. Para empezar, estuvo en prisión por usar información privilegiada en los 90. En 1999 fundaba Playtech, una empresa de apuestas online que cotiza en la bolsa de Londres y que fundó junto a Koby Menachemi, que a su vez trabajó como desarrollador en la llamada ‘Unit 8200’. ¿Qué es la Unidad 8200? Pues una unidad que trabaja para las Fuerzas de Defensa de Israel en el ámbito del descifrado de códigos y de la inteligencia. Algunos la llaman «la NSA israelí».

Sagi —que aparece en los Papeles de Panamá y que esta semana escapaba de un atentado contra su vida— acabó cambiando de tercio, y en 2012 fundó Crossrider. En 2015 investigadores de Google y la Universidad de Stanford publicaron un informe (PDF) en el que descubrían cómo funcionaba la técnica ‘ad injection’ en el mundo de la publicidad online: con ella era posible interceptar el tráfico del contenido que llegaba al usuario para meter por medio publicidad y popups que parecen venir de ninguna parte.

Crossrider acabó teniendo mala reputación por crear productos malware y adware que fueron denunciados por Microsoft, Symantec o Malwarebytes (también al menos en otra ocasión), y como explicaban entonces en Forbes, fue una de las empresas más implicadas en ese tipo de actividades. Puede que recordéis más el caso si mencionamos a Superfish, el malware que estaba preinstalado en equipos de Lenovo.

La compañía fue cambiando su foco: tras especializarse en la optimización del tráfico en internet pasó al mercado de la publicidad para centrarse definitivamente en el segmento de la ciberseguridad. Uno de los puntos de inflexión fue la compra de Cyberghost VPN en marzo de 2017 por 9,2 millones de euros.

Fue entonces cuando la estrategia de esta empresa fue definiéndose. Como explicaban en RestorePrivacy, la empresa de Sagi cambió su nombre de Crossrider a Kape Technologies para, como admitió su propio CEO, Ido Erlichman, distanciarse de «pasadas actividades».

Las adquisiciones se sucedieron. Kape compró Zenmate por 5 millones de dólares en octubre 2018, pero a partir de ahí la apuesta subió. Adquirieron la empresa Private Internet Access (PIA) por 127 millones de dólares en septiembre de 2020, y han hecho lo mismo recientemente al adquirir Express VPN por 936 millones de dólares.

Antes, en marzo de 2021, Kape adquiría Webselenese, un grupo editorial  de medios centrados «en contenidos de seguridad y privacidad para los consumidores». La operación, que se cerró por valor de 149,1 millones de dólares, tenía un lado curioso: no se mencionaba en ella a vpnMentor, uno de los teóricos sitios web que pertenecían a ese grupo y que se dedican a realizar análisis y compartivas de servicios VPN.

El dato es significativo porque hace pocos días vpnMentor revelaba cómo «estas 7 empresas poseen en secreto docenas de VPNs» y mencionaba el caso concreto de Kape Technologies junto a otros grupos como j2 Global o Actmobile Networks. Curiosamente una captura que muestra una búsqueda en Google de este tipo referencia a este sitio web y en él si recomiendan los servicios de Kape Technologies, algo curioso y contradictorio.

Google

Negocio redondo: sitios web que presumen de ser independientes pero que analizan y recomiendan VPNs que en realidad son de ellos (aunque no lo digan).

Sea como fuere, esa adquisición «cerraba el círculo» al convertir a Kape Technologies en una empresa que poseía alguna de las plataformas VPN más conocidas del mundo, pero también medios que las promocionaban con esas listas de «las mejores VPNs» en las que no se explicaban quién estaba detrás de esas selecciones y valoraciones.

Era, como explicaban algunos analistas, como si una cadena como los Hoteles Hilton comprara una plataforma como Tripadvisor: las recomendaciones de la segunda ya no serían fiables.

Vpnmentor Wizcase

Wizcase a la izquierda, vpnMentor a la derecha. ¿Dos caras de la misma moneda?

Otra web de análisis y comparativaa de productos y servicios (VPNs incluidos) de Webselenese llamada Wizcase dejaba claras sus preferencias: ExpressVPN, CyberGhost y PIA eran los elegidos por sus editores. El diseño y contenidos, por cierto, son ciertamente similares entre ambos sitios web. Es el primer enlace que dábamos al iniciar el artículo, y es uno que revela lo preocupante de la situación.

Las suspicacias que pueden surgir con la singular trayectoria de Kape Technologies no son las únicas de este mercado. Nuestros compañeros de Genbeta hablaban de cómo algo similar ocurría con el conglomerado j2 Global, que es propietaria de servicios como IPVanish, StrongVPN o SaferVPN, pero que además también posee el grupo editorial Ziff Davis, en el cual tenemos a medios como Mashable o PCMag que han realizado cientos de análisis comparativos de VPNs. ¿Yo me lo guiso, yo me lo como?

Publicidad