Inicio Noticiero Digital La guerra de Ucrania y la crisis energética tienen un claro y...

La guerra de Ucrania y la crisis energética tienen un claro y silencioso vencedor: el dólar

La guerra de Ucrania está entrando en una siguiente fase. El anuncio de Putin de que moviliza a reservistas ha tenido muchas consecuencias. Y una de ellas es que inmediatamente después del mismo, el dólar se ha revalorizado respecto al resto de divisas.

Y es que claramente el dólar está triunfando como divisa ante esta Guerra, la crisis del gas y la inflación rampante que impera en todo el mundo. Pero, ¿por qué?

Divisa refugio. Ante las crisis los invesores suelen buscar refugios seguros para sus ahorros. Y el dólar ha sido tradicionalmente un buen refugio, una divisa con mucha historia que nunca decepciona. En parte es lo que sucede. Si Rusia decide redoblar su apuesta en Ucrania, las probabilidades de que EEUU se vea afectadas son mucho más bajas que las de la Unión Europea. Los inversores prefieren que su dinero cruce el Atlántico.

Euro Dollar

Sin crisis energética. Otro motivo es que EEUU no tiene los problemas energéticos de Europa o Asia. EEUU puede que tenga tensión en los precios pero son productores de energía (petróleo y gas). Si los precios de la energía siguen disparados es bastante probable que las industrias se resientan, pero en EEUU mucho menos. Y la divisa está únicamente respaldada por la fuerza económica de los países que la emiten.

Economía en plena expansión. Además las cosas van bien en EEUU. Aunque su PIB haya tropezado se sigue generando empleo. No parece que haya muchas nubes en su horizonte, aparte de la inflación, pero este es un mal que está afectando a todos los países.

Los tipos de interés. Y precisamente para contener la inflación, EEUU está siendo más agresivo que otros socios subiendo los tipos de interés. Esta misma semana hasta el 3%, frente el 1,25% de la zona Euro, el 1,75% del Reino Unido o el 2,35% de Australia. Tener el dinero en dólares renta más, la deuda pública a diez años de EEUU está rentando al 3,5%, frente al 1,84% de Alemania. Ambos bonos se consideran igual de seguros.

Europa queda perjudicada… o no. Ante esto Europa se queda atrás, con su moneda muy devaluada frente al dólar. Pero esto puede ser una ventaja ya que los productos europeos son más competitivos en precio a nivel internacional frente a los de EEUU. Sin embargo la energía se compra en dólares y esto encarece la producción en Europa, luego puede que este movimiento nos haga más competitivos en servicios pero no tanto en bienes industriales que requieren de mucha energía. Las consecuencias son siempre complicadas de analizar.

Imagen: Unsplash

Publicidad