Enfrentamientos en Francia durante la expulsión de un campamento de activistas

6

Unos 2.500 policías fueron desplegados para arrasar el campamento instalado desde hace cerca de diez años en la localidad de Notre-Dame-des-Landes y desalojar a los últimos manifestantes que se negaban a evacuar el sitio pese a que el gobierno renunciara a construir el aeródromo.

Los activistas usaron tractores y quemaron neumáticos, paletas de madera, pacas de heno y postes de electricidad para mantener a distancia a los agentes.

Imágenes de la AFP mostraban llamas y columnas de humo negro elevándose en el cielo mientras que oficiales con cascos, máscaras antigás y escudos se enfrentaban a activistas encapuchados.

Los gendarmes dispararon gases lacrimógenos para dispersar a docenas de manifestantes que lanzabaron bombas Molotov, piedras y bengalas, hiriendo a un oficial en un ojo, según el ministerio del Interior.

En enero, el gobierno francés abandonó el proyecto de construcción de un aeropuerto en Notre-Dames-des-Landes que dividía a la comunidad local desde hace casi medio siglo y ordenó la evacuación de los terrenos ocupados por los manifestantes.

Pero algunos miembros de este grupo variopinto compuesto por activistas ecológicos, anticapitalistas y campesinos locales, que convirtieron el sitio de 1.600 hectáreas en un experimento utópico de vida autosuficiente, exigían el derecho de permanecer en estas tierras.

Los activistas ocupan el sitio desde 2008 y desde entonces han construido una comunidad que ellos consideran como un modelo de agricultura sostenible que han tratado de reproducir en otras partes de Francia.

El ministro del Interior, Gerard Collomb, dijo que la policía permanecerá en el lugar “el tiempo que sea necesario” para evitar que los activistas más radicales regresaran a la zona.

AFP/ FR