Inicio Actualidad Cuando un tonto coge un camino el camino se acaba y el...

Cuando un tonto coge un camino el camino se acaba y el tonto sigue: Casado dilapida toda la ventaja que le entregó Ayuso

Algún día deberá estudiarse cómo el aún líder del PP dilapidó en seis meses la ventaja electoral que Isabel Díaz Ayuso le regaló tras arrasar en las elecciones en la Comunidad de Madrid. El PSOE está cerca. Muy cerca. Da igual que la situación del país sea la que es. Con un tonto al frente de la derecha es imposible que las cosas puedan rodarle bien. Casado ni siquiera es consciente que imanta menos ilusión entre los votantes que la visita de una suegra. Lo peor del tonto es no ser consciente de su tontura, porque hay que serlo en grado superlativo para creerte que con lo que tienes alrededor puedes llegar muy lejos. No se conoce en la historia de la democracia española otro caso como el de Casado. Ayuso le abrió una autopista para que se lanzara rumbo a la Moncloa, y el tonto optó por una carretera comarcal bacheada, mal señalizada, y teniendo como copiloto a otro incluso peor que él. Uno y otro se obstinan en interpretar al revés las instrucciones del navegador GPS y se desvían cada día más del destino monclovita. Al tonto le bastaba con ponerse a rebufo de Ayuso, pero no, él se creyó lo que el mariposón de Montesinos le soplaba al oído: “tu puedes valerte solo, Pablo”. Y no, un tonto no puede valerse solo. Y un tonto asesorado por otro tonto, aún menos.

Así las cosas, las empresas demoscópicas ya empiezan a traducir el sentir de la población en sus publicaciones y son varias las que adelantan un vuelco electoral. Y Pablo Casado es el único culpable por no ser capaz de poner orden en su organización.

Las filtraciones contra la presidenta de la Comunidad de Madrid están dinamitando al PP. Y los electores son conscientes de la pésima imagen que están dejando sus líderes. Ayuso, que tonta no es, trata de restar importancia a la campaña de la que es víctima desde su propio partido y reconoce que no sabe de dónde vienen las filtraciones: “No digo que vengan ni siquiera de dentro de la casa (PP), y quiero pensar que no es así, pero es cierto que llevo desde que soy candidata a la Presidencia 17 querellas en todos los juzgados habidos y por haber. Todas han sido archivadas, no se ha aceptado ni una”, señaló en un coloquio con el periodista Casimiro García-Abadillo, director del diario El Independiente, en Sevilla.

Quien sí sabe de dónde vienen las filtraciones y lo dice abiertamente es Cayetana Álvarez de Toledo. La diputada popular dice no entender “las filtraciones del partido” y define como “locura” la actitud emprendida por Pablo Casado y Teodoro García Egea.

Casado no está consiguiendo mantener la buena ventaja que le brindó Isabel Díaz Ayuso con su contundente victoria en las elecciones de la Comunidad de Madrid celebradas el pasado 4 de mayo. Gracias a estos datos, se confirma cómo Casado no ha sido capaz de gestionar una ventaja histórica que podría haber sido definitiva para volver a recuperar La Moncloa.

Frente al bipartidismo, Vox se movería en torno al 16,2% de los votos mientras que el Unidas Podemos se quedaría en el 11,2%. Finalmente, Inés Arrimadas se encuentra en mínimos históricos, Cs rondaría el 3,3% e Íñigo Errejón se quedaría en el 3%.

Comparte este artículo

Publicidad