Inicio Actualidad Escondida para no ser secuestrada y obligada a casarse con un musulmán:...

Escondida para no ser secuestrada y obligada a casarse con un musulmán: el drama que vive una menor cristiana

Muhammad Saqib, de religión musulmana, se ha marcado como objetivo secuestrar a Misbah Imdad, una joven cristiana de 17 años con la que quiere casarse en contra de la voluntad de la menor.

Para chantajearla y llevar a efecto sus planes, Saqib envió a la cárcel al hermano de Misbah con falsas acusaciones. Para protegerse de su acosador, la joven vive desde hace aproximadamente un mes escondida en los campos y en refugios improvisados junto a su familia en Faisalabad, la tercera ciudad más grande de Pakistán, y donde se produce un mayor número de casos de matrimonios y conversiones forzadas al Islam.

De esta manera, Muhammad Saqib estaría incumpliendo la ley que no permite el matrimonio de menores sin consentimiento explícito, si bien es cierto que en este país de Oriente Próximo es una norma que tiende a ignorarse.

De hecho, en las últimas semanas el acosador de Mishab amenaza a su padre para obligarlo a entregar a su hija en matrimonio. Ante su negativa, el musulmán denunció a su hijo (y hermano de Misbah), Shahnawaz Masih, por robar dinero y secuestrar a la hija del propio Saqib. En realidad son acusaciones falsas por delitos que nunca ocurrieron, pero la policía las consideró suficientes para arrestar a Shahnawaz, quien en este momento se encuentra entre rejas.

El digital católico AsiaNews ha tenido la oportunidad de conversar con la joven de 17 años desde el lugar donde se oculta. En la conversación, la adolescente confirmó la situación extremadamente difícil a la que se enfrenta la familia: “Los hijos pequeños de mi hermano (en la cárcel) están aquí con nosotros, pero no podemos alimentarlos porque debemos permanecer ocultos para escapar de Saqib”.

Su padre Imdad, por su parte, pide que su hijo sea absuelto de las falsas acusaciones y recupere la libertad, y también pide justicia para toda la familia. El activista cristiano Baba Intazar Gill considera que Shahnawaz, de 24 años, debería quedar en libertad en cuestión de horas pagando una fianza, pero su situación todavía no es oficial.

Al menos 36 menores de 18 años fueron secuestradas y convertidas al Islam

Por desgracia, el sufrimiento y acoso de Mishab no es un hecho aislado en Pakistán. Según la ONG ‘Center for Social Justice’, hasta mediados de octubre al menos 36 mujeres no musulmanas menores de 18 años fueron secuestradas y convertidas al Islam por la fuerza. De ellas, 21 son cristianas y 15 hindúes. Por otra parte, los casos de conversiones forzadas aumentaron un 177% el año pasado.

El Parlamento pakistaní también tomó medidas contra el fenómeno de los secuestros para matrimonios forzados con una ley que se discutió y aprobó en el Senado en mayo de 2019 pero que nunca se aplicó en la práctica. De hecho, algunos miembros de la Cámara y del gobierno vinculados al Ministerio de Asuntos Religiosos se opusieron a la misma porque era “contraria a la Sharia y al Islam”.

Los datos de UNICEF de 2019 registran que en Pakistán el 21% de las niñas son entregadas en matrimonio por su familia de origen antes de los 18 años y el 3% incluso antes de los 15 años. Es el sexto país del mundo en número de esposas niñas.

Comparte este artículo

Publicidad