Inicio Actualidad Interceptado en la embajada de EEUU en Madrid el sexto paquete bomba

Interceptado en la embajada de EEUU en Madrid el sexto paquete bomba

Pedro Sánchez, Margarita Robles, la embajada de Ucrania, la base aérea de Torrejón y una empresa de armamento en Zaragoza completan el listado de receptores.

Un sexto paquete bomba ha sido interceptado este jueves en la embajada de EEUU de Madrid. El Ministerio del Interior comunica que fue detectado en el filtro de seguridad a las 12:30, momento en el que se activó el protocolo especial pertinente y se desplegó un amplio dispositivo en la zona.

Con este nuevo sobre serían ya seis los envíos de similares características registrados en los últimos días desde el 24 de noviembre en el que se remitió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hasta los localizados en la embajada de Ucrania, la empresa de armamento en Zaragoza, la base aérea de Torrejón de Ardoz y el Ministerio de Defensa.

Interior hizo público este jueves que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibió el pasado 24 de noviembre un sobre con material pirotécnico que fue neutralizado por los servicios de seguridad de Moncloa. «Son sobres de similares características, de color marrón», ha informado Interior en una rueda de prensa, en la que ha adelantado que hay «indicios» de que han sido enviados desde España.

A expensas de los resultados definitivos de los análisis que se están realizando, el sobre podría contener una sustancia similar a la que se utiliza en los artefactos pirotécnicos, de cuyo origen no han sido desvelados más detalles. Lo que sí matiza Interior es que de haber explosionado, habrían causado una deflagración con «llama súbita» y no una explosión.

Sobres similares llegaron este miércoles a la Embajada de Ucrania y a la empresa de fabricación de armamento Instalaza de Zaragoza, y esta madrugada a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) dirigida al Centro de Satélites de la Unión Europea. Además, otro sobre fue detectado en el Ministerio de Defensa dirigido a la ministra Margarita Robles.

«Los hechos no tienen entidad para elevar la alarma antiterrorista»

Los sobres con explosivos remitidos tenían la misma letra en las direcciones, escritas con bolígrafo y en mayúscula, según fuentes de la investigación que, no obstante, no han podido precisar si el dirigido al presidente del Gobierno estaba escrito con esa misma letra.

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha asumido la investigación sobre el envío de todas estas cartas sospechosas. Fue este miércoles cuando el juez Calama abrió estas diligencias ante la posibilidad de que se trate de un delito de terrorismo tras recibir el atestado policial elaborado a raíz de la deflagración de un sobre, dirigido al embajador de Ucrania en Madrid, que hirió en la mano al empleado que lo manipuló.

Moncloa, sin embargo, no puso en conocimiento de la Audiencia Nacional la llegada del sobre explosivo la semana pasada; algo que sí ha hecho este jueves. «El departamento de Seguridad de Moncloa llevó a cabo su propia investigación, pero fue ayer, después del incidente en la embajada de Ucrania, cuando se estudió la similitud entre los dos hechos», ha informado Interior.

«El material, de fabricación casera, coincide en los cinco sobres»

Neutralizado un sobre en la base de Torrejón

Ha sido en torno a las tres de la madrugada cuando la Unidad Militar de la base aérea de Torrejón ha dado el aviso a las fuerzas de seguridad de que habían recibido un sobre sospechoso. Inmediatamente se activaron los protocolos correspondientes, mientras la Policía Nacional se ha hecho cargo del análisis del sobre, que podría ser similar a los dos interceptados ayer.

De hecho, la Policía Nacional ya estaba evaluando si existe conexión entre la carta enviada a la embajada de Ucrania en Madrid, cuya deflagración hirió a un empleado, y la recibida ayer por la tarde por la empresa de fabricación de armamento zaragozana Instalaza.

Instalaza es una empresa de armamento que emplea a más de 150 personas en tres factorías situadas en Zaragoza y que exporta su producción a más de 35 países. La empresa fabrica en Zaragoza sistemas lanzacohetes, granadas de mano y dispositivos de visión nocturna. En el catálogo de productos de su web figuran los lanzagranadas tipo C90 y los Alcotán.

Se da la circunstancia de que en marzo de este año España mandó 1.370 lanzagranadas tipo C-90 y Alcotán, junto a un cargamento de ametralladoras ligeras y 700.000 cartuchos de distinto calibre, en uno de los primeros envíos de ayuda a la defensa de Ucrania tras la invasión rusa en febrero.

La Audiencia Nacional investiga como un delito de terrorismo al menos el primer caso, en tanto que el Ministerio del Interior ha decidido reforzar la seguridad y protección de la Embajada de Ucrania.

Publicidad