Inicio Actualidad Lucía Dominguín reaparece con la cara destrozada tras un accidente

Lucía Dominguín reaparece con la cara destrozada tras un accidente

La hermana de Miguel Bosé sufrió una aparatosa caída, pero no quiso por ello perder la oportunidad de sorprender a Nacho Palau en el programa 'Déjate querer'

Joseba Fiestras

El estreno de 'Déjate querer', el nuevo espacio conducido por Toñi Moreno, contaba con Nacho Palau como primer invitado. El ex marido de Miguel Bosé pisaba un plató por primera vez para contar su verdad sobre la polémica separación del artista. Lo que nadie esperaba es que la hermana del cantante, Lucía Dominguín, apareciera para dar una sorpresa al invitado y lo hiciera con la cara destrozada. «Me he desfigurado la cara porque me caí cuando estaba recogiendo espárragos», desvelaba ella con naturalidad, mostrando lo que el maquillaje trataba de ocultar.

Dominguín quería apoyar a su ex cuñado y el accidente no impidió que lo hiciera. «Me caí desde tres metros de altura y acabé contra una piedra. Pero me comí los espárragos que es lo que importa», bromeaba tirando de sentido del humor. «A Nacho le quiero mucho, si es como mi hijo», confesaba abrazando al entrevistado que le devolvía el gesto cariñoso. Y contaba una anécdota para certificar su amor. «Ha sido el único hombre que me ha respondido en cinco minutos a una llamada de socorro. Él vivía en su finca y yo en otra cercana y le llamé y vino inmediatamente», recordaba.

Palau rememoró su ruptura con
Miguel Bosé de forma sosegada y cuerda, sin malas palabras. Lo primero que quiso dejar claro es que si no se mostró en público mientras vivió con Bosé fue por decisión propia. «Siempre he tratado de mantenerme al margen por voluntad mía, nadie me ha obligado a nada», aseveraba. Tras más de dos décadas, la pareja se fracturó. «Fue difícil porque hay niños por medio y porque las cosas han acabado mal y no sabes por qué. Pasas del amor al odio en cero coma», explicaba. Los cuatro niños de la pareja viven separados desde que rompieron. «La separación de los niños surgió. Yo no separé mi familia, Miguel tomó esa decisión. Eso fue lo difícil: separarlos. Los niños están bien, no digo que no tengan sus cosas porque obviamente se echaban de menos. Les he explicado que ya no estamos juntos, que yo me tenía que quedar en Valencia, que papá Miguel se tenía que quedar en Mexico… Y lo llevan, lo entienden. Estoy muy orgulloso de ellos, son cuatro enanos divinos», ponderaba.

 «He llevado peor lo de los niños. No vivir con los cuatro. Las cosas a veces se sacan de quicio. Yo estoy convencido de que Miguel sabe que tiene cuatro hijos, igual que yo. A lo mejor la gente dice cosas que no son reales. Y los niños se ven cuando pueden a pesar de la distancia», descubría Palau que no dudó en contar cómo se enamoró de Bosé. «Nos conocimos un día de casualidad y para mí fue un flechazo. No me llamaba nada la atención Miguel, pero unos amigos quisieron ir a verle en un concierto. Tenía 19 años y han sido 26 años que me han gustado mucho y he sido muy feliz. Quitando los últimos años me ha ido muy bien. He estado muy enamorado», sostenía. La ruptura fue un mal trago. «La cosa estaba muy mal. Llega un punto en el que desconoces por completo a la otra persona», contaba. Pero quería precisar que durante mucho tiempo su relación fue perfecta. «Miguel a mí me ha ayudado mucho, no me ha faltado nunca de nada», manifestaba antes de recordar a la madre del cantante, Lucía Bosé. «Tenía una relación muy especial con ella y se le echa mucho de menos. Siempre está presente. A la mami la adoraba, la quería muchísimo», zanjaba.

Publicidad