Inicio Argentina Tropezó el “muletto”

Tropezó el “muletto”

ROSARIO
Enviado especial

[email protected]

El gran recorrido de Estudiantes en la Copa de la Liga Profesional, con el primer puesto asegurado tiempo atrás, le permitía a Ricardo Zielinski y a su cuerpo técnico darse el lujo de administrar cargas y guardar piernas, para así afrontar el encuentro de ayer por la noche en el Gigante de Arroyito con un grupo alternativo, premio también para varios de los que sellaron la clasificación de manera agónica semanas atrás ante Colón en Santa Fe, con aquel golazo de Bautista Kociubinski. Una nueva prueba, importante por el escenario, para algunos de los jóvenes de la cantera y para otros nombres que no terminan de meterse dentro de la rotación principal de un Pincha que parece tener definidos a sus once titulares y a los dos o tres primeros cambios de acuerdo a lo que el partido en cuestión pida.

Sin embargo, a diferencia de lo sucedido en el Cementerio de los Elefantes, el muletto ayer sufrió la falta de un conductor claro. Ni Hernán Toledo ni Nelson Deossa pudieron unir líneas dentro de un equipo largo y sin la referencia de área que suelen significar las presencias de Leandro Díaz y Mauro Boselli; o la de Aaron Spetale, ayer alternativa desde el banco.

Ante este panorama, el Pincha no pudo hacerse de la pelota en la etapa inicial ni tampoco apoyarse en el juego directo a través de la segunda pelota.

El Canalla en tanto, se adelantó por ambos costados, pero no fue sino hasta una jugada desafortunada en la que encontró la llave del 1 a 0.

A los 12´, un despeje con rebote incluido por parte del debutante Santiago Flores le quedó servido a Marco Ruben en la puerta del área. Y el delantero, que de esto sabe, hizo una pausa y sirvió en la izquierda para Luciano Ferreyra. El extremo, lo mejor del local en el inicio del partido, se adelantó unos metros, encaró a Emanuel Beltrán y abrió su pie derecho para un remate que se estrelló contra la red de un Jerónimo Pourtau que se estiró en vano ya que nada pudo hacer. Con poco, Central se adelantaba para darle rienda suelta a una noche que pintaba ideal para la despedida de uno de sus máximos ídolos.

No conformes con el 1 a 0 y ante un Estudiantes que nunca estuvo seguro ni sólido en el fondo, sobre la media hora llegó el segundo del Canalla.

Estudiantes cayó en Rosario pero cerró la zona 2 en lo más alto, con 28 unidades

Centro bajo desde la derecha de Martínez y barrida de Veliz ante una zaga espectadora de lujo y un Jerónimo Pourtau de reacción tardía: 0-2 y a intentar hacer borrón y cuenta nueva.

A partir de la desventaja por duplicado, el Pincha salió más debido a las obligaciones por descontar antes del entretiempo.

Carlo Lattanzio se mostró punzante por la izquierda y Franco Zapiola hizo lo propio, con un remate en la puerta del área muy complejo que Servio mandó al córner. Pero no mucho más para un León de flojo rendimiento colectivo en general, de puntos bajos ya rutinarios (como Toledo y Deossa) y prácticamente sin chances para alimentar a un incómodo Marinelli, pese a una última muy clara en la que el golero local le ahogó el grito al ex Central. Mucho para corregir y para cambiar en el vestuario de un once alternativo, que en un escenario más complejo que el rival de turno, evidenció las razones de su condición.

EL ANÁLISIS DE EL DIA DESDE ROSARIO

LA PREVIA EN EL GIGANTE DE ARROYITO​​​​​​

Sin dudarlo, Zielinski mandó a la cancha para el complemento a Aaron Spetale, referencia en la delantera, y a Nicolás Palavecino, volante de juego con últimas convocatorias al Sub20 de Mascherano. En el camino quedaron Flores y Deossa.

Y si bien el León mostró otra postura, algo más clásica, lo que lo favoreció, en la primera de cambio llegó el gol que esperaba todo Arroyito para desatar la fiesta para la que se había preparado.

Otro desborde, en este caso por la izquierda de la defensa visitante, ahora custodiada por Lattanzio y centro a Marco Ruben, quien le ganó en dos oportunidades la pulseada a Pourtau para un 3 a 0 que representó la frutilla del postre.

Ahora el Pincha aguarda por su rival de Cuartos, el cual se definirá hoy por la tarde

A partir de allí, y quizás pensando en lo que vendrá tanto para el primer equipo como para la Reserva (integrada por varios de los que jugaron ayer), el Ruso metió una nueva variante, con el regreso a la Primera de Gonzalo Piñeiro, aquel volante central que había visto minutos en la gira del León por Uruguay en plena pretemporada. Misma situación instantes después con Brian Orosco, quien ocupó el lugar de Alan Marinelli y volvió a sumar minutos tras la lesión en cancha de Colón.

Lo cierto es que en un complemento ya roto, varios levantaron su nivel. Kociubinski logró hacerse eje en el medio, Toledo demostró lo que en algún momento fue y Palavecino manejó los tiempos para encontrar ahora sí a un delantero de área como Spetale.

Los ingresos de Gonzalo Piñeiro, Brian Orosco y Ezequiel Ramírez también sumaron para un Pincha que con protagonistas que se conocen de la Reserva jugó mucho más suelto. De hecho llegó al descuento (por Piñeiro) y también a desnudar falencias de un Central que tuvo una Copa de la Liga para el olvido y que lo único que pudo celebrar en el certamen fue una despedida acorde a uno de sus máximos ídolos.

Estudiantes cayó en el Gigante de Arroyito por 3 a 1 y es lo que dirán las frías estadísticas, pero lo cierto es que el balance para Zielinski asoma como más profundo, con jugadores que desaprovecharon una gran chance y varios pibes que piden empezar a ocupar el lugar de los que ayer dejaron pasar el tren una vez más.

Publicidad