Inicio Cataluña El 77% de los médicos de atención primaria sigue la segunda jornada...

El 77% de los médicos de atención primaria sigue la segunda jornada de huelga según el sindicato

Publicado 27/11/2018 18:36:58CET

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) –

El 77% de los médicos de la atención primaria del Institut Català de la Salut (ICS) han seguido la huelga en la segunda jornada de este martes –el 76% en el turno de mañana y el 77% por la tarde– según Metges de Catalunya (MC), que ha cifrado en el 70% el seguimiento en los centros de la sanidad concertada –69% por la mañana y 70% por la tarde–.

En un comunicado este lunes, el sindicato mayoritario ha calificado de “ensordecedora” la movilización del colectivo médico, y ha instado al ICS y a las patronales de la sanidad concertada –La Unió, CAPSS y ACES– a atender las reivindicaciones para mejorar la asistencia a los pacientes y dignificar las condiciones laborales.

Por provincias, una media del 83% de los médicos de los ambulatorios del ICS han seguido la huelga en los dos turnos en Tarragona, seguida de Barcelona (78%), Girona (74%) y Lleida (71%), mientras que en la sanidad concertada calculan que la ha seguido el 73% de los facultativos de Barcelona, el 71% de Tarragona, el 69% de Lleida y el 65% de Girona.

CONTRA LA PRECARIEDAD

Están llamados a la huelga contra la precariedad y para reclamar mejoras más de 5.700 médicos de CAP del ICS –médicos de familia, pediatras, odontólogos y ginecólogos– y más de 10.000 facultativos de la sanidad concertada con el Servei Català de la Salut (CatSalut), de 53 hospitales de agudos, 86 equipos de primaria, 50 centros sociosanitarios y 25 de salud mental.

En la atención primaria, reclaman limitar la agenda asistencial a 28 visitas diarias –que actualmente supera a menudo las 40–, asignar un tiempo mínimo de 12 minutos por visita –el doble que hoy–, y fijar una ratio de pacientes por profesional de 1.300 por médico de familia, 1.000 por pediatra y 8.800 pacientes por ginecólogo.

También piden recuperar los 920 facultativos y las
retribuciones y condiciones de trabajo perdidas por los recortes, y hacer voluntarias y no obligatorias las guardias, así como que los CAP cierren a las 20.00 horas y se facilite la conciliación familiar.

Desde la sanidad concertada, avisan de que están en una situación “tan o más precaria” que el sector público, y han criticado que no tienen interlocutor, porque las patronales –La Unió, CAPSS y ACES– consideran que todo está negociado al haber aprobado un convenio colectivo con otros sindicatos, sin apoyo del mayoritario de médicos.

Lamentan que este acuerdo no garantiza la calidad asistencial y la reposición de material, que las listas de espera están ‘in cresciendo’ y que los profesionales se sienten maltratados, explotados y sin posibilidades de formarse, además de ponerse en riesgo la seguridad del paciente.