Las tres enfermedades que matan más que la violencia

14

Tres enfermedades superan a la violencia en las principales causas de muerte en el país.

De enero del 2016 hasta agosto del 2017 (20 meses) se registraron en Colombia un total de 355.582 defunciones no fetales (fallecimientos ocurridos después de nacer), según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Las tres principales causas de los fallecimientos son: las enfermedades isquémicas del corazón, con 60.944 casos (17,1 por ciento); las cerebrovasculares, con 24.548 casos (6,9 por ciento), y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, con 22.709 casos (6,3 por ciento).

Quienes más fallecieron por estas tres causas fueron personas entre los 65 y los 84 años, siendo el porcentaje más alto en hombres (54,4 por ciento).

Mientras tanto, los actos de violencia, tipificados en un ítem denominado ‘Agresiones (homicidios), inclusive secuelas’, ocupan la cuarta casilla.

Otras patologías que están dentro de las 10 principales causas de defunciones son infecciones respiratorias agudas (que corresponden al 4,3 por ciento de las muertes totales); enfermedades hipertensas (3,8 por ciento); diabetes mellitus (3,3 por ciento); enfermedades del sistema urinario (3,0 por ciento), y las del sistema digestivo (2,9 por ciento).

Junto a las agresiones, la otra causa externa de muerte que se cuela entre las 10 primeras es la tipificada como

Por departamentos

Luego de un análisis regional, se detectó que en 31 de los 33 departamentos del país (separando a Bogotá y a Cundinamarca), las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de defunciones. Solo en Amazonas y en Vaupés el mayor registro fue para las cerebrovasculares.

Bogotá y Cundinamarca, Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico y Tolima son las regiones en donde más muertes ocurrieron por estas enfermedades.

“En el caso de Cundinamarca, influyen mucho las condiciones de pobreza, la mala alimentación, los altos niveles de contaminación, el consumo de tabaco y los bajos niveles de educación”, aseguró Ana Lucía Restrepo, secretaria de Salud de Cundinamarca.

En el Tolima, donde hubo 3.196 casos, los altos consumos de sal y grasas en las comidas estarían generando estos problemas, según lo expuesto por Alicia Rojas, subgerente médica de la clínica Avidanti, de Ibagué.

Alexánder Durán, secretario de Salud del Valle del Cauca, siguió la misma línea y aseveró que la alimentación inadecuada influye mucho. Además habló sobre problemas de hipertensión arterial, “que están relacionados con la raza, y en nuestro departamento hay mucha población afrodescendiente, que está más predispuesta a este tipo de enfermedades”.

Sobre medidas para combatir las isquémicas cardíacas, las autoridades de Cundinamarca hablan de la estrategia ‘5 al día’, un plan nacional que busca que la población coma cinco porciones de frutas y verduras cada día.

Consumo de sal

En el caso de las enfermedades cerebrovasculares, las cinco regiones con más casos de muertes de este tipo son Bogotá y Cundinamarca, Valle del Cauca, Antioquia, Atlántico y Santander.

El secretario de Salud del Atlántico, Armando de la Hoz, reiteró que en esta patología influye el excesivo consumo de sal en su departamento, y en la región Caribe en general.

De la Hoz dijo que esto afecta mucho la función renal y genera problemas de hipertensión, “que son los generadores de infartos al miocardio y enfermedades cerebrovasculares”.

Puntualmente, aseguró que a las EPS que funcionan dentro del Atlántico se les hace seguimiento para que hagan los controles de promoción y prevención correspondiente, y que impulsen los buenos hábitos.

Luis Alejandro Rivero, secretario de Salud de Santander, manifestó que el sedentarismo y el estrés son otros aspectos que contribuyen a disparar las enfermedades cerebrovasculares.

“Desde nuestra dependencia invitamos a hacer más deporte. Sabemos los problemas que cada uno lleva diariamente, pero hay que saber sobrellevarlos, manejar unos niveles de estrés que permitan una vida más larga”, complementó.

El cigarrillo

Finalmente, sobre las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores Antioquia, Bogotá y Cundinamarca, Valle del Cauca, Boyacá y Tolima son las regiones con más casos de muertes.

En el caso de Antioquia, se estima que el riesgo absoluto de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc) entre fumadores está entre el 25 y el 30 por ciento, pero este se incrementa a medida que aumenta el consumo de tabaco o la exposición al humo de personas no fumadoras que están alrededor de un fumador.

Asimismo se causa por la exposición por mucho tiempo a biomasa y otros combustibles para uso en calefacción o cocina, como leña o carbón.

Según expertos de la dependencia, otra de las causas es la contaminación ambiental prolongada y la exposición, en los lugares de trabajo a gases, vapores o polvos orgánicos o inorgánicos, derivados de los procesos industriales, la combustión de motores o las calefacciones.

Para intentar mitigar los riesgos de estas enfermedades, Antioquia cumple con el Plan de Salud Pública 2012-2021 nacional, en el que se desarrolla la dimensión de ‘Estilos de vida saludable y enfermedades crónicas no trasmisibles’, que contiene actividades, estrategias y acciones diversas con las comunidades.

Por otro lado, la atención a las personas que ya tienen las enfermedades, se basa en un plan de rehabilitación pulmonar, el cual consiste en programas de ejercicios que mejoran el estado físico y la calidad de vida de los pacientes.

“Estos tres tipos de enfermedades de una u otra forma reflejan las características de un sistema de salud centrado más en la curación que en la prevención”, afirmó el doctor Carlos Francisco Fernández, asesor médico de EL TIEMPO.

Las agresiones

Aunque quedaron por fuera de las tres principales causas generales de muertes en el país, las tipificadas por el Dane como ‘Agresiones (homicidios), inclusive secuelas’ son las primeras en el listado de causas externas de defunciones no fetales.
Valle del Cauca, Antioquia, Bogotá y Cundinamarca, Cauca y Norte de Santander son las regiones que más casos registraron.

Según la Secretaría de Gobierno y Seguridad del Valle, el incremento del pie de fuerza con mejor dotación en los 42 municipios, así como la fuerte intervención que ha habido en lugares críticos como Cali y Buenaventura, hacen que las muertes violentas se hayan reducido.

En Norte de Santander, las razones principales para las muertes violentas han sido la intolerancia y la disputa territorial, pero con relación a otros años este ítem presenta reducción.

“La desarticulación de organizaciones criminales ha sido determinante para experimentar esta disminución. Sin embargo, no podemos ocultar que en esta región del país hay unos fenómenos de criminalidad, como el contrabando y la delincuencia, que disparan estas cifras”, acotó el coronel Rubén Darío Valencia, comandante (e) de la Policía de Cúcuta.

Qué causan estos males

Enfermedades isquémicas del corazón

Cuando se habla de cardiopatía isquémica, se hace referencia a diferentes tipos de enfermedades que afectan las arterias que llevan la sangre al corazón (las coronarias) y que se pueden clasificar en cuatro grandes categorías: la angina de pecho, el infarto del miocardio, la cardiopatía isquémica crónica (muerte de células del corazón por falta de oxígeno) y la muerte súbita cardíaca.

Todas ellas están ligadas a factores de riesgo, entre los que se encuentran algunos que no se pueden modificar como la herencia, la edad o la raza, y otros, modificables, como la hipertensión arterial, el tabaquismo, la obesidad, la diabetes, la dieta rica en grasas y en azúcares, el sedentarismo y el estrés.

Enfermedades cerebrovasculares

Son trastornos causados por la interrupción del flujo sanguíneo en el cerebro, ocasionados por la ruptura de un vaso (hemorragia) o a la obstrucción del mismo por un coágulo (infarto). Tanto el infarto como la hemorragia cerebral comparten muchos de los factores de riesgo, entre los que se encuentran la tensión arterial elevada, la diabetes, las grasas elevadas en la sangre, problemas en los vasos sanguíneos y en la coagulación, además de enfermedades como la del colágeno y el lupus.

Enfermedades crónicas de las vías respiratorias

Hace referencia, especialmente, a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, también conocida como epoc, por sus iniciales. En esencia se trata de bronquitis crónica y enfisema, en la que el tabaquismo es la principal causa. También están en este grupo algunas infecciones de las vías respiratorias inferiores, o infecciones respiratorias bajas, es decir que pueden comprometer la tráquea, los bronquios, bronquíolos y el tejido pulmonar, en los que los virus y las bacterias son los responsables, al atacar, principalmente, a niños y ancianos en condición de vulnerabilidad.

CAMILO HERNÁNDEZ M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @CamHerM