Alberto Garzón y Xabier Fortes se dan la mano para vomitar bilis sobre TVE a cuenta de la Guerra Civil

Alberto Garzón, el líder de Izquierda Unida, y actual diputado en el Congreso con la coalición Unidos Podemos, y Xabier Fortes, compartieron indignación en Twitter por la emisión en la noche del lunes 18 de julio de la película ‘El santuario no se rinde’. Era el día en el que se cumplían 80 años del alzamiento que dio inicio a la guerra civil española–Xabier Fortes le hace campaña a Podemos para volver a ganar el sueldazo que cobraba de TVE–.

Mientras Garzón y otros podemitas son los típicos representantes públicos que atacan a la actual TVE desde fuera, Fortes lo hace desde dentro, ejerciendo ese ‘quintacolumnismo’ que tan bien se le da al Consejo de Informativos de Televisión Española, al que Fortes pertenece. Estos fueron los tuits que clamaban contra la emisión de la película por La 2–El Consejo de Informativos de Fortes se alía con los de siempre para regresar a la TVE de la época de Zapatero–:

‘El santuario no se rinde’ es una película española realizada en 1949, dirigida por Arturo Ruiz Castillo. Está basada en hechos reales y cuenta el asedio republicano que sufrió el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza durante la contienda, defendido por las tropas leales a Franco.

Elena S. Sánchez y Carlos F. Heredero hicieron una previa de la película donde la presentadora recordó que a lo largo de esta semana, y con motivo de ese 80 aniversario de la contienda fraticida, TVE “iba a recuperar cinco títulos de nuestra cinematografía que han abordado el conflicto desde momentos y perspectivas muy distintas”.

El historiador y crítico de cine Carlos F.Heredero ayudó con sus conocimientos a contextualizar la acción y los hechos, como posteriormente reconoció el propio Fortes en su perfil después de haber mostrado su indignación;

Heredero añade que en la película “no hay grandes consignas ideológicas ni insultos a los que están cercando el Santuario” -es decir, los republicanos- pero aun así critica la visión de reconciliación nacional que se intenta dar por ser, obviamente, realizada desde la óptica del franquismo, pero estos argumentos no sirven para Garzón y Fortes que afirmaban que la cinta era de “exaltación fascista”.

Loading...