Inicio Cosas que pasan Científicos advierten sobre tipo de asteroide que es casi imposible de destruir

Científicos advierten sobre tipo de asteroide que es casi imposible de destruir

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto que algunos asteroides que están hechos en gran parte de pequeños pedazos de escombros podrían ser muy difíciles de desviar si alguna vez se precipitaran hacia la Tierra, un hallazgo aterrador que podría obligarnos a reconsiderar nuestras estrategias de defensa planetaria.

Es un tema especialmente pertinente considerando la reciente desviación exitosa del asteroide Dimorphos al estrellar la nave espacial DART de la NASA contra él, una misión de prueba de concepto destinada a investigar formas en que la humanidad puede protegerse de potenciales y destructivos impactos de asteroides contra nuestra querida Tierra.

Ahora, una investigación dirigida por la Universidad de Curtin sobre la durabilidad y la edad de un antiguo asteroide hecho de escombros rocosos y polvo, ha revelado hallazgos significativos que podrían cubrir una base pasada por alto en los esfuerzos por evitar el mismo destino que los dinosaurios.

El equipo internacional estudió tres diminutas partículas de polvo recogidas de la superficie de Itokawa, un antiguo asteroide de 500 metros de largo que se encuentra a 2 millones de kilómetros de distancia. Estas muestras fueron devueltas a la Tierra por la sonda Hayabusa 1 de la Agencia Espacial Japonesa.

Itokawa.

Asteroide Itokawa. Crédito: JAXA.

Los resultados del estudio mostraron que Itokawa era difícil de destruir y resistente a colisiones similares a las que desviaron a Dimorphos.

El autor principal, el profesor Fred Jourdan, director de la Instalación de Isótopos de Argón de Australia Occidental, parte del Centro John de Laeter y la Escuela de Ciencias Planetarias y de la Tierra en Curtin, dijo que el equipo también descubrió que Itokawa es casi tan antiguo como el propio sistema solar.

«A diferencia de los asteroides monolíticos, Itokawa no es un solo trozo de roca, sino que pertenece a la familia de los montones de escombros, lo que significa que está hecho en su totalidad de cantos rodados y rocas sueltas, y casi la mitad es espacio vacío», explicó el profesor Jourdan.

Se prevé que el tiempo de supervivencia de los asteroides monolíticos del tamaño de Itokawa sea de solo unos varios cientos de miles de años en el cinturón de asteroides. Sin embargo, el enorme impacto que destruyó el padre monolítico de Itokawa y formó el actual asteroide ocurrió hace al menos 4.200 millones de años.

Grano de Itokawa con escala. Crédito: Celia Mayers / Universidad de Curtin.

«Un tiempo de supervivencia tan asombrosamente largo para un asteroide del tamaño de Itokawa se atribuye a la naturaleza amortiguadora del material de la pila de escombros. En resumen, encontramos que Itokawa es como un colchón espacial gigante y muy difícil de destruir», añadió Jourdan.

El equipo dirigido por Curtin utilizó dos técnicas complementarias para analizar las tres partículas de polvo. La primera se llama difracción retrodispersada de electrones y puede medir si una roca ha sido tocada por el impacto de un meteorito. La segunda, la datación de argón-argón, se utiliza para datar los impactos de asteroides.

El coautor, el profesor asociado Nick Timms, también de la Escuela de Ciencias Planetarias y de la Tierra de Curtin, dijo que la durabilidad de los asteroides de pila de escombros se desconocía previamente, lo que ponía en peligro la capacidad de diseñar estrategias de defensa en caso de que uno se dirigiera hacia la Tierra.

«Nos propusimos responder si los asteroides de pila de escombros son resistentes a recibir descargas eléctricas o si se fragmentan al menor golpe», dijo Timms. «Ahora que hemos descubierto que pueden sobrevivir en el sistema solar durante casi toda su historia, deben ser más abundantes en el cinturón de asteroides de lo que se pensaba anteriormente, por lo que hay más posibilidades de que si un gran asteroide se precipita hacia la Tierra, será en forma de un montón de escombros».

«La buena noticia es que también podemos usar esta información a nuestro favor: si un asteroide se detecta demasiado tarde para un empuje cinético, entonces podemos potencialmente usar un enfoque más agresivo, como usar la onda de choque de una explosión nuclear cercana para empujar un asteroide de pila de escombros fuera de curso sin destruirlo», concluyó.

Fuente: Curtin. Edición: MP.

Publicidad