Inicio Cosas que pasan Nuevas imágenes muestran que el impacto contra Dimorphos fue «mucho mayor de...

Nuevas imágenes muestran que el impacto contra Dimorphos fue «mucho mayor de lo esperado»

Los telescopios espaciales Webb y Hubble revelaron este jueves sus primeras imágenes de cómo la nave DART se estrelló deliberadamente contra el asteroide Dimorphos en la primera prueba de defensa planetaria. De acuerdo a lo observado, el impacto parece haber sido mucho mayor de lo esperado.

Los astrónomos se regocijaron cuando el impactador DART (Prueba de Redirección de Doble Asteroide) de la NASA se estrelló contra su objetivo del tamaño de una pirámide y en forma de pelota de rugby a 11 millones de kilómetros (6,8 millones de millas) de la Tierra el lunes por la noche.

Tal como publicamos en nuestra redes sociales a las pocas horas, las imágenes tomadas por los telescopios terrestres mostraron una gran nube de polvo que se expandía desde Dimorphos como una telaraña, y a su asteroide hermano mayor, Didymos, siendo iluminado por la explosión.

Y mientras que esas imágenes mostraban la materia rociada a lo largo de miles de kilómetros, las imágenes del Webb y el Hubble «se acercan mucho más», dijo Alan Fitzsimmons, astrónomo de la Queen’s University Belfast involucrado en observaciones con el proyecto ATLAS. «Estos telescopios espaciales pueden ofrecer una vista a solo unos pocos kilómetros de los asteroides y se puede ver muy claramente cómo sale volando el material de ese impacto explosivo de DART. Es realmente espectacular».

Con el Webb

Webb tomó una observación de la ubicación del impacto antes de que ocurriera la colisión, luego varias observaciones durante las próximas horas. Las imágenes de la cámara de infrarrojo cercano de Webb (NIRCam) muestran un núcleo apretado y compacto, con penachos de material que aparecen como volutas que se alejan del centro donde tuvo lugar el impacto.

Esta animación, un timelapse de imágenes del Webb, cubre el tiempo justo antes del impacto a las 7:14 p.m. EDT del 26 de septiembre, hasta 5 horas después del impacto. Las columnas de material de un núcleo compacto aparecen como volutas que se alejan del lugar donde tuvo lugar el impacto. En la animación también se ve un área de brillo extremo y rápido.

Observar el impacto con Webb presentó a los equipos de operaciones de vuelo, planificación y ciencia desafíos únicos, debido a la velocidad de viaje del asteroide por el cielo. A medida que DART se acercaba a su objetivo, los expertos realizaron trabajo adicional en las semanas previas al impacto para habilitar y probar un método de seguimiento de asteroides que se mueven tres veces más rápido que el límite de velocidad original establecido para el telescopio espacial.

Los científicos también planean observar el sistema de asteroides en los próximos meses utilizando el instrumento de infrarrojo medio de Webb (MIRI) y el espectrógrafo de infrarrojo cercano de Webb (NIRSpec). Los datos espectroscópicos proporcionarán a los investigadores información sobre la composición química de Dimorphos.

Con el Hubble

Hubble también capturó observaciones del sistema binario antes del impacto, luego nuevamente 15 minutos después de que DART golpeara la superficie de Dimorphos. Las imágenes de la Wide Field Camera 3 de Hubble muestran el impacto en luz visible. Los eyectados del impacto aparecen como rayos que se extienden desde el cuerpo del asteroide. El pico de eyección más audaz y desplegado a la izquierda del asteroide está en la dirección general desde la que se acercó DART.

Este GIF animado combina tres de las imágenes capturadas por el Hubble después de que DART impactara a Dimorphos. La animación abarca desde 22 minutos después del impacto hasta 8,2 horas después de la colisión. Crédito: NASA.

Algunos de los rayos parecen estar ligeramente curvados, pero los astrónomos deben mirar más de cerca para determinar qué podría significar esto. Por lo pronto, estiman que el brillo del sistema aumentó tres veces después del impacto y vieron que se mantuvo estable, incluso ocho horas después del impacto.

Hubble planea seguir monitoreando, al menos 10 veces más durante las próximas tres semanas. Estas observaciones periódicas, relativamente a largo plazo, a medida que la nube de eyección se expande y se desvanece con el tiempo, pintarán una imagen más completa de la expansión de la nube de material desde la eyección hasta su desaparición.

Hera, la misión europea que verá las consecuencias

Ian Carnelli, de la Agencia Espacial Europea, dijo que las imágenes «realmente impresionantes» que llegaron desde los telescopios espaciales eran notablemente similares a las tomadas por el satélite del tamaño de una tostadora LICIACube, que estaba a solo 50 kilómetros del asteroide después de separarse de la nave espacial DART hace unas semanas.

«Las imágenes muestran un impacto que parece mucho más grande de lo que esperábamos», destacó Carnelli, director de la misión Hera de la ESA, que tiene la intención de inspeccionar en cuatro años los daños generados en el asteroide por la misión de la NASA.

«Al principio, estaba realmente preocupado de que no quedara nada de Dimorphos», admitió. «Espero una desviación mucho mayor de lo que habíamos planeado. Eso tendría enormes implicaciones en la defensa planetaria porque significa que esta técnica podría usarse para asteroides mucho más grandes».

Fuente: NASA. Edición: MP.

Publicidad