Inicio Chiiist! Los mejores consejos para cuidar los pies secos en verano

Los mejores consejos para cuidar los pies secos en verano

Todas nosotras sabemos lo importante que es cuidar los pies para que estén sanos y tengan buen aspecto. Sin embargo, es la zona del cuerpo de la que más nos solemos olvidar, lo que provoca que los pies estén resecos y agrietados. A continuación te contamos una serie de consejos prácticos para cuidar los pies secos en los meses de verano.

En esta época del año los pies  están más expuestos al sol y a factores externos, sin olvidar que además entran en contacto con la superficie del suelo en la playa y en la piscina. Por lo tanto, cuidarlos es fundamental.

Protección solar

A la hora de tomar el sol, es muy recomendable que nos apliquemos una crema de protección solar con SPF 50+ en todo el cuerpo, los pies incluidos. Debemos prestar especial atención al dorso y a la planta para evitar quemaduras. También es aconsejable evitar las horas centrales del día para dar paseos por la playa porque la alta temperatura de la arena podría dañar los pies.

Hidratación

Cada vez que salgamos de la playa o de la piscina tenemos que secar muy bien los pies, insistiendo al espacio entre los dedos y las uñas hasta que no quede rastro de humedad. Además, al llegar a casa tenemos que lavarlos muy bien con abundante agua tibia y jabón pH neutro, y luego aplicar una crema hidratante específica para pies con un suave masaje.

Remedio para los talones agrietados

Este es uno de los remedios caseros más efectivos que existen para tratar los talones agrietados. También nos puede ayudar a hidratar la piel y a ablandar las durezas. El proceso es muy sencillo.

Lo primero es sumergir los talones en abundante agua caliente con sal durante 20 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, los secamos y untamos los talones con una cucharada de vaselina. Nos ponemos unos calcetines de algodón y dejamos que actúe durante toda la noche. A la mañana siguiente, retiramos los calcetines y aclaramos con agua fría para estimular la circulación.

Calzado

Y, por último, también tenemos que prestar mucha atención al calzado. En verano es recomendable que utilicemos calzado abierto, transpirable y confeccionado con materiales naturales. Los podólogos indican que debemos utilizar las suelas demasiado finas y planas porque con ellas sólo aumentamos la tensión de la articulación. También es clave usar calzado en el que el pie esté bien sujeto, así que no es aconsejable el uso de chanclas de manera continuada.

¡Así es como debemos cuidar los pies secos en verano!

Publicidad