Inicio Fútbol Barça El Pichichi es Luis Suárez

El Pichichi es Luis Suárez

Vive feliz Luis Suárez sin Messi. Aunque parezca mentira, vive feliz y liberado. Feliz porque no le importa colocarse el Barça a su espalda, incluso a un Barça ramplón y mediocre como el que se asomó por Vallecas. Liberado porque siente que o marca él o nadie más ya que el equipo, sin el 10, pierde mucho potencial ofensivo.

Diríase incluso que parece jugar mejor sin su gran amigo Leo. Solo parece porque, en realidad, todos son mejores cuando Messi está en el campo. En el duelo con el Rayo, Luis Suárez demostró que está iluminado, convertido como es el líder provisional de un equipo que nunca podrá vivir tranquilo sin Messi. Lleva seis goles en las tres últimas jornadas (uno al Sevilla, de penalti, tres al Madrid erigiéndose en la figura del clásico y dos, ambos decisivos, al Rayo). O sea, suma nueve tantos. 

El viejo goleador

 
Tiene el Barça al Pichichi de la Liga y no es, curiosamente, Messi, que alcanza la cifra de siete goles. Stuani (Girona), también lesionado ahora, suma ocho, mientras Iago Aspas, del Celta, es ahora su principal amenaza. Cuando el partido adquiría un aire fantasmal en Vallecas emergió el Luis Suárez del Liverpool, ese que está acostumbrado a sobrevivir en los momentos más complejos. Suyo fue el 0-1 en una tradicional jugada de Jordi Alba. Suyo fue el 2-3 después de que Valverde ordenara cambiar el tradicional modelo de juego.

Autocrítica 

Del pase corto al centro lejano. Y cada vez más lejano. Así ocurrió en el 2-2 cuando Jordi Alba, que estaba prácticamente a 40 metros, soltó un balón largo para que Piqué se lo dejara a Dembélé. En el 2-3 le tocó al otro lateral (Sergi Roberto) ejercer idéntico rol. Así ocurrió con el tanto decisivo de Suárez.

“Luis lleva dando pases hacia adelante desde hace mucho tiempo” (Valverde) 

“Luis lleva dando pases hacia adelante desde hace mucho tiempo. Está haciendo goles en momentos en que lo necesitamos, nos alegramos mucho por él”, contó Valverde, orgulloso del liderazgo del uruguayo. “Son mínimos detalles, nos relajamos un poco”, admitió el bigoleador azulgrana en Vallecas. “Sí, sí, sí puede ser un exceso de confianza”, añadió después.

“Somos los primeros que debemos hacer autocrítica, en campos así es donde se puede perder una Liga” (Suárez)

Tanto al técnico como al delantero se les pasó por la cabeza “el fantasma de Butarque” lo que hubiera complicado más al Barça. “Somos los primeros que debemos hacer autocrítica. Por pequeños detalles y en campos así es donde se puede perder una Liga”, contó Suárez, recordando que “con Geri arriba jugamos balones largos”. Y rebañando esos balones lleva Suárez toda una vida. Justo ahora, mientras Messi se recupera de su fractura en el codo, adquieren más trascendencia y valor esos goles de puro nueve. Seis remates, cuatro a puerta (uno a la madera) y dos goles