Más vale tarde que nunca: El PP asegura que evitará el adoctrinamiento en los libros de texto

Asociaciones de Padres, particulares y editores llevan décadas quejándose al Ministerio de Educación de la evidente manipulación de la historia, geografía y otras asignaturas de humanidades. La respuesta ministerial siempre ha sido el la misma: el silencio.

Por fin, los partidos políticos mayoritarios en el Congreso de los Diputados están dispuestos a actuar ante la denuncia del presidente de los editores de libros de texto sobre las presiones de las Comunidades autónomas que para redactar los contenidos de los libros, que deriva en un «adoctrinamiento». Unas presiones, «de todo tipo», como así lo afirmó José Moyano, presidente de este colectivo.

El PP todavía duda de que exista manipulación en los libros de texto pero, si se comprueba la denuncia, asegura que tomará medidas.

Los populares, según la portavoz de Educación, Sandra Moneo, van a pedir, en el marco de la negociación que se lleva a cabo para alcanzar un Pacto Por la Educación, que se «refuerce y revise la Alta Inspección de Educación, así como de los medios que acreditan que los manuales que manejan los alumnos se ajustan, no solo a los contenidos aprobados, sino al marco jurídico constitucional vigente». A juicio de la diputada popular, en esos momentos «tenemos el marco adecuado para realizar esta revisión». Este espacio es la Subcomisión del Congreso de los Diputados donde están consensuando una nueva ley educativa.

«Extrema gravedad»

Los populares creen que, primero se ha de confirmar la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza, «tanto los órganos competentes de las Comunidades Autónomas como la Inspección del Estado y que si existen evidencias deben de actuar con absoluta contundencia». Moneo considera de «extrema gravedad» que se puedan «utilizar los manuales escolares para reescribir la Historia o hacer apología de una determinada ideología».

Desde el Grupo Socialista también se recrimina la actitud de los gobiernos autonómicos, si realmente existen esas presiones. El portavoz de Educación del Grupo Socialista, Manuel Cruz, aseguró que es «inaceptable que se quiera intervenir en el proceso educativo con criterios políticos y partidistas».

Los socialistas coinciden con el Partido Popular en que, «de existir tales presiones, tendría pleno sentido que intervinieran las autoridades autonómicas. Es casi una cuestión de profesionalidad política. Quiero pensar que, si un presidente de una Comunidad tiene noticias de una intervención así, tiene que actuar para desautorizar».

Ciudadanos, que fue la formación política que interpeló al presidente de los editores sobre esta cuestión, está la espera de conocer hoy la respuesta del ministro de Educación a la pregunta que le realizará hoy el portavoz en el Congreso, Juan Carlos Guirauta. Este grupo parlamentario quiere saber «cómo piensa actuar el Ejecutivo para garantizar el rigor académico de los libros de texto y evitar la distorsión de la Historia y la organización institucional del Estado».

«Adoctrinamiento partidista»

La portavoz de Educación, Marta Martín, señala que primero «hay que aclarar si lo que se dijo en sede parlamentaria es verdad», y si es así, solicitarán la interevención de la Alta Inspección. Para la diputada de Ciudadanos, la confirmación de esta presión que denuncian los editores de libros de texto es una «absoluta manipulación, equiparable a otras épocas históricas».

El presidente del sindicato AMES, Antonio Jimeno, que desveló la manipulación histórica de los libros de texto en su informe sobre el «Adoctrinamiento partidista en los libros de texto de Cataluña en la materia Conocimiento del medio», señaló a ABC que enviaron el documento al inspector educativo que el Ministerio de Educación tiene en Cataluña. «Me contestaron a través de un correo electrónico –dice Jimeno– y me dijeron que ya habían informado al Ministerio». Posteriormente, el sindicato envió a la sede ministerial de Madrid otra copia. Jimeno señala que los profesores «se nos quejaban del contenido de los libros hace muchos años. Hemos informado a gobiernos del PSOE y PP».

Loading...