Inicio Destacadas Aplausos al Rey y sonora pitada y gritos de «Sánchez, dimisión» en...

Aplausos al Rey y sonora pitada y gritos de «Sánchez, dimisión» en el desfile del Día de la Fiesta Nacional al que no acudió Podemos

Los Reyes, acompañados de la infanta Sofía, han llegado poco antes de las 10.30 horas de este martes a la Plaza de Lima de Madrid para presidir el desfile del Día de la Fiesta Nacional, y han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien algunos de los asistentes han dirigido una sonora pitada y gritos de dimisión.

Los cientos de personas apostadas en los laterales del Paseo de la Castellana desde primeras horas de la mañana, portando numerosas banderas y banderines de España, han saludado la llegada de don Felipe y doña Letizia con vítores y aplausos.

Los reyes han sido recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que asiste junto con todos los ministros, incluidos los cinco de Podemos.

Tras recibir honores militares, Felipe VI ha pasado revista a las tropas antes de dar comienzo al desfile.

Sánchez, que ha llegado justo unos minutos antes de los Reyes, ha sido recibido por una sonora pitada, insultos y gritos de “Sánchez dimisión” por parte de los asistentes al desfile cuando por la megafonía han oído su nombre.

Charlando de forma distendida han esperado la llegada de los reyes la ministra de Defensa, Margarita Robles; el alcalde y la presidenta de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso, respectivamente; y Teodoro López Calderón, jefe del Estado Mayor de la Defensa.

En la tribuna de autoridades están también presentes todos los presidentes autonómicos, salvo las tradicionales ausencias del catalán, Pere Aragonés, y del vasco, Íñigo Urkullu.

A ellos se unen este año el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que lo ha justificado en que quiere preparar el debate autonómico de política general del día siguiente, y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, de viaje en Bruselas.

La cúpula de Defensa, políticos, diplomáticos y representantes de las altas instituciones del Estado se encuentran desde primera hora en la tribuna, situada a la altura del estadio Santiago Bernabéu.

La parada ha comenzado con un salto paracaidista de efectivos de la Brigada Paracaidista portando la enseña nacional.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido recibido con sonoros abucheos este martes al inicio del desfile que se celebra en el centro de Madrid por el Día de la Fiesta Nacional, pese a la distancia que separa al público de las tribunas presidenciales y su tardía llegada, casi a la vez que el coche oficial de los Reyes.

La mejora de la situación sanitaria ha permitido recuperar este 12 de octubre el tradicional desfile militar, presidido por los Reyes y entre numeroso público acompañados de banderas de España. Y con él no han faltado tampoco los pitos e insultos al jefe del Ejecutivo, que comenzaron ya en la época del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. “Sánchez, dimisión”, ha sido alguna de las frases más repetidas.

El jefe del Ejecutivo ha llegado en su coche oficial al paseo de la Castellana a las 10.33 horas, cuando el vehículo en el que viajaban Felipe VI y la reina Letizia bajaba ya por el paseo de la Castellana. Ha evitado así estar expuesto al público antes de que comenzaran los actos, cuando sí que han compartido una breve charla la ministra de Defensa, Margarita Robles, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.

Los abucheos a Sánchez han llegado cuando su nombre ha sido anunciado por megafonía como parte del grupo de recepción a los Reyes. Este ‘enfado’ con el presidente ha contrastado con el recibimiento ofrecido a los monarcas, quienes han sido aplaudidos y vitoreados a su llegada a la plaza de Lima.

Junto a ellos está la infanta Sofía, mientras que la princesa Leonor no ha podido viajar a Madrid debido a las normas sanitarias que rigen en el colegio de Gales en el que estudia este curso escolar.

A los actos del 12 de octubre ha acudido todos los miembros del Gobierno (incluidos los ministros de Unidas Podemos), excepto la ministra de Industria Reyes Maroto. También los presidentes autonómicos menos los de Cataluña, País Vasco, Galicia y Castilla-La Mancha.

Publicidad