Inicio Destacadas El pequeño comercio agoniza ante las restricciones por el coronavirus

El pequeño comercio agoniza ante las restricciones por el coronavirus

Con las restricciones a la movilidad y el cierre de la hostelería en algunas comunidades autónomas como medidas para frenar la expansión del COVID-19, las calles de las ciudades aparecen casi vacías y eso afecta de lleno a los comerciantes, que ven reducidos sus ingresos y muchos se plantea cerrar sus negocios.

El cierre de municipios impide también que llegue gente de fuera al comercio de barrio. Las pescaderías y carnicerías están además afectadas doblemente porque aseguran que «todo es una cadena» y que se sirven mucho de la hostelería y ahora con su cierre hay menos venta de género. 

La patronal del comercio estima que, con la segunda ola, podrían cerrar 300.000 pequeños establecimientos y perderse 650.000 empleos, sin contar el destrozo que la pandemia está causando en la restauración.

Durante esta pandemia también se han popularizado los códigos QR que permiten a las personas no tener que tocar nada para, por ejemplo, la carta de un restaurante. Son baratos y fáciles de usar para los usuarios, lo que está llevando a muchas empresas a crear uno para facilitar información a los clientes. 

[Coronavirus: Última hora en directo]

Publicidad