Hacienda extiende su control al bitcoin y al empleo colaborativo

34

La Agencia Tributaria reforzará este año su vigilancia sobre el fraude fiscal en los nuevos modelos de negocio en Internet y, particular, extenderá su control a la utilización de criptomonedas tipo bitcoin y a las nuevas formas de empleo ocasional y autónomo a partir de páginas web.

Así figura en el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2018 que publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE), en el que por primera vez se han colado dos nuevos conceptos adoptados de la lengua inglesa: el de “blockchain” y el de “gig economy“.

Bitcoin y ‘economía de bolos’

El primero de ellos (“blockchain“) hace referencia al universo de las criptomonedas por la opacidad vinculada a su utilización a través de las redes sociales. El concepto de “gig economy”, por su parte describe un nuevo modo de prestación de servicios profesionales desarrollados que forma parte de nuevos modelos de negocio promovidos en la Internet. “Con esta expresión se describe la actividad por la que el trabajador establece una relación con quien requiere de su servicios a través de una página web y desarrolla un proyecto durante un tiempo, en principio indeterminado”, explica la propia Agencia Tributaria en la resolución publicada en el BOE. Esta fórmula “ha proliferado en ocupaciones técnicas y cada vez con mayor intensidad en trabajos no rutinarios”.

Esta ‘economía de bolos’ -como también se la conoce, en alusión a la contratación esporádica de actuaciones musicales- incluye prácticas tales transportar personas utilizando vehículo propio (BlaBlacar); alquilarlo (Social Car); alquilar o compartir viviendas (Airbnb); transportar alimentos (Deliveroo); hacer trabajos de corta duración vía plataformas on-line (UpWork, PeoplePerHour) o vender on-line (Ebay).

Desde el punto de vista del control tributario, el objetivo es diseñar herramienta de vigilancia “que permitan evitar prácticas discriminatorias contra las formas de trabajo estables, en las que el trabajador goza de la debida protección, y asegurar una tributación equitativa“.

Nuevos modelos de negocio

“La investigación en Internet y la obtención de información relacionada con los nuevos modelos de actividad económica, especialmente en comercio electrónico, sigue constituyendo una prioridad para la Agencia Tributaria”, se afirma en el documento oficial.

En particular, merecen especial mención el comercio electrónico y sus nuevas prácticas, como “la triangulación de envíos”, en la que las ventas realizadas por una empresa son entregadas por otras y las “tiendas de tiendas” instaladas en páginas web.

El uso creciente de transferencias instantáneas de tipo bancario también ha llamado la atención de Hacienda y “por ello se impulsará la adaptación de los sitemas de información para prevenir el fraude”.