La mentira de la mujer a la que partieron los dedos y le tocaron las tetas

Durante la tarde del 1-O, una chica -que resultó llamarse Marta Torrecillas de 33 años y ser militante de ERC- apareció en varios medios y redes sociales con la mano escayolada, denunciando que los agentes antidisturbios de la Policía Nacional le había roto “los dedos de la mano”, uno a uno, y luego le habían arrojado escaleras abajo.

Algo que habría sucedido durante el desalojo del instituto Pau Claris en Barcelona.

“No hacía nada más que defender a la gente mayor porque han pegado a niños y a gente mayor y me han cogido, me han tirado por las escaleras, me han tirado cosas, me han roto los dedos de la mano expresamente, uno por uno. En medio de las escaleras con la ropa levantada me han tocado las tetas mientras reían. Y me han pegado. Explícalo Laura, explica lo que están haciendo. Por favor, que se enteren todos. Y me han roto los dedos de la mano uno por uno expresamente. Esto es mucha maldad, mucha maldad, mucha…”.

Marta Torrecillas fue atendida por los servicios de urgencia y decidió no ir al hospital porque prefirió votar.

Pero esto es lo que realmente pasó:

Loading...