Pedro Sánchez implicado en la mayor estafa bancaria de la historia

pedro sánchez y blesa
Pedro Sánchez fue conocedor directo de la mayor estafa bancaria de España

Pedro Sánchez fue consejero general de la Asamblea General de Caja Madrid en época de Miguel Blesa, tal y como reflejan los informes anuales de gobierno corporativo disponibles en la CNMV.

En ese momento, el actual Secretario General del PSOE era concejal en el Ayuntamiento de Madrid dio su consentimiento mediante votación a la ruinosa compra por 927 millones de euros del City National Bank of Florida. También no puso inconvenientes a los pagos millonarios y desorbitadas comisiones que cobraron los directivos de la Caja por la operación. Pero su implicación en la nada modélica etapa de Caja Madrid y que lideró Miguel Blesa no termina ahí. Pedro Sánchez favoreció con su voto la venta de preferentes que han llevado a la ruina a pequeños ahorradores y que ha sido una de las mayores estafas bancarias de la historia de España.

Pedro Sánchez dio su consentimiento a la venta de preferentes

Miguel Blesa

Miguel Blesa y su equipo de consejeros desarrollaron un simple pero eficaz sistema de conseguir capital de pequeños ahorradores para luego repartirse gran parte del dinero en forma de comisiones.

El engaño consistía en vender “papel” dando a entender a los inversores que se trataba de un producto que invertía en renta fija cuando no era cierto. Lo grave del caso es que Caja Madrid se dedicó a captar particulares inexpertos (jubilados, ancianos, discapacitados, analfabetos, entre otros) prometiendo que era una inversión segura ya que, precisamente la seguridad es una característica fundamental de la renta fija.

Por lo demás, la rentabilidad ofrecida era algo mayor que la de muchos productos de renta fija, pero en ningún caso suficiente para justificar asumir riesgos que son propios de valores de renta variable que, si bien tienen a veces un alto riesgo, ofrecen a cambio la posibilidad de muy altas rentabilidades (algo que por lo demás este producto no ofrecía).

Pedro Sánchez, dada su formación económica​, conocía la falsedad del producto pero sus inexistentes suspicacias fueron colmadas otorgándole un préstamo en condiciones excepcionales -denominado “crédito amigo”- de 159.300 euros lo que permitió que no sólo hiciera la vista gorda ante la mayor estafa bancaria en España, sino que también sirvió para que votara en contra de la comisión de investigación del Congreso en el caso Bankia.

Pedro Sánchez argumentó en su momento que como miembro del Ayuntamiento se convertía automáticamente en miembro del Consejo de Administración de la caja, aunque son los partidos políticos quienes eligen a sus representantes y  cualquiera puede negarse a ostentar dicho cargo, como fue el caso de David Lucas, alcalde socialista de Móstoles.

Blesa pagó un sueldo en forma de dietas a Sánchez de 1300 euros mensuales

Sánchez -que cobró oportunamente las dietas de 1.300 euros de Caja Madrid- solo ha reconocido esa actividad en su declaración de actividades como diputado de 2009, en la que solo declara su última etapa en la Asamblea de la Caja y su cese al llegar al Congreso, en febrero 2010. Nada más ser elegido concejal del Ayuntamiento de la Capital, Sánchez fue nombrado, junto a otros de los miembros del Pleno de la Corporación, consejero general de la Asamblea de Caja Madrid, formada por 320 personas. La Asamblea General era, según los Estatutos de la entidad, el máximo órgano de gobierno de la Caja que tenía asignadas, entre otras funciones, la aprobación de las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado a los fines propios de la entidad, así como la gestión del Consejo de Administración. También, la de nombrar a los miembros de la Comisión de Retribuciones y Nombramientos, y de la Comisión de Obra Social, y aprobar las retribuciones y remuneraciones de los miembros de los órganos de gobierno. Hay que recordar que 17 directivos cobraron 71 millones de euros en cuatro años.

 

Como es públicamente conocido Sánchez, economista de profesión y licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por el centro universitario María Cristina, adscrito a la Complutense, jamás se opuso a ninguna de las medidas que llevaron a Caja Madrid a ser una de las entidades rescatadas con el dinero de los impuestos ciudadanos.

La responsabilidad de Pedro Sánchez es clara

City National Bank (ADC)
City National Bank (ADC)

En su día, UPyD presentó una denuncia en la Fiscalía Anticorrupción por un presunto delito de estafa, de falsificación de cuentas anuales y por un delito de administración fraudulenta o desleal contra los miembros del Comité de Dirección y el Consejo de Administración de Caja Madrid.

La denuncia, que fue archivada por la Fiscalía, no incluía a los miembros de la Asamblea General pese a que la formación dirigió un escrito a la propia Fundación Caja Madrid para que fuese ella misma la que emprendiera acciones legales contra todos los responsables del “desfalco” de la entidad.

Fuentes internas del PSOE, según asegura ESDiario, temen que en “un escenario de querellas múltiples” promovidas por nuevos partidos surgidos tras las elecciones europeas o desde diferentes asociaciones de perjudicados por la gestión de Caja Madrid o preferentistas pueda suponer un nuevo golpe letal al liderazgo del PSOE.

Lo que puede resultar del todo poco creíble es que Pedro Sánchez alegue, como así lo han hecho otros consejeros, desconocimiento de los hechos.

Loading...