Puertas giratorias o cómo políticos y empresarios considera gilipollas a la ciudadanía

Los distintos gobiernos PP-PSOE se tapan las vergüenzas unos a otros. Todos son responsables de la subida de la luz, del agua, del gas, de la gasolina, de los inmuebles o del precio de las medicinas.

Las puertas giratorias en España es una muestra más del egoísmo de los políticos y cómo los ciudadanos -impotentes- aguantan estoicamente sus desmanes. Desde los inicios de la democracia, esta práctica ha sido generalizada por todos los gobiernos.

Mientras unos pescan, otros roban a los pescadores

Premio a los que mantengan el oligopolio

Los presidentes, ministros y directores generales, tras su mandato, pasan a engrosar las nóminas de las empresas del Ibex, siempre y cuando, hayan logrado mantener el oligopolio establecido. La lista de políticos que han defendido sus propios intereses es larga y pueden ustedes consultarla en puertasgiratorias.org. Seguro que se sorprenden.

No importa la ideología

No es cuestión de derechas o de izquierdas, sino de honradez en el ejercicio del poder.  El PP-PSOE se necesitan para mantener sus privilegios a costa de los ciudadanos que, con paciencia de santo Job, contemplan como -día a día- se les va esquilmando. La pregunta es ¿hasta cuándo los ciudadanos permitirán semejante expolio? Mientras el pueblo español siga consintiendo el egoísmo y las tropelías políticas, seguirán subiendo los impuestos y recortando el estado del bienestar que tanto costó conseguir.

Ciertamente, los políticos nos consideran gilipollas. Lo peor es que, tal vez, lo seamos.

Puertas giratorias: descarada corrupción entre políticos y empresas

 

 

 

 

Loading...