Inicio Intelectualidad Muñoz Molina: «Cuidado con la nostalgia y el embellecimiento del pasado»

Muñoz Molina: «Cuidado con la nostalgia y el embellecimiento del pasado»

   MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) –

   El escritor Antonio Muñoz Molina ha creado una suerte de dietario del confinamiento en su nuevo libro ‘Volver a dónde’ (Seix Barral), con el que advierte de los riesgos de «embellecer e idealizar el pasado».

   «Parece que cuando uno se hace mayor hay una tentación de endulzar ese pasado y pensar que lo que ha venido ya está en decadencia: cuidado con la nostalgia y ese embellecimiento», ha señalado el autor jienense.

   Muñoz Molina ha explicado que el confinamiento ha servido para que muchos –incluido él y, como resultado, este libro– recuperen recuerdos «a borbotones». Y esas memorias se tienden a ver con «mejores ojos de lo que fueron».

   «Nos acordamos de un mundo desaparecido, pero hay que revivir con honradez ese pasado. España antes del desarrollo democrático estaba muy aislada, era pobre, atrasada y había una enorme dureza y crueldad con los débiles», ha lamentado.

   En este sentido, Muñoz Molina ha admitido que en su recuerdo de esa España de hace décadas le ha venido «esa pereza cotidiana que había, la grosería de los que mandaban, los maestros que pegaban a los niños o las mujeres que carecían de derechos«.

   El autor de ‘Todo lo que era sólido’ ha reconocido que este diario del confinamiento está escrito desde una «posición de privilegio» –«cuando a uno le llega la tentación de la pesadumbre tiene que pensar en su derecho a queja«, ha afirmado–, si bien no resiste a apuntar algunos comportamientos que no han ayudado a sobrellevar está crisis.

«BRONCA PARTIDISTA» EN ESPAÑA

   «El modo en el que España mantiene está bronca partidista es algo que no tiene comparación en toda la Unión Europea y quizás solo con lo que pasa en Estados Unidos, con dos bandos muy divididos», ha lamentado.

   Pese a que ha reconocido que la cultura sufrió al principio de la pandemia un «abandono absoluto» por parte de las autoridades políticas, no ha querido cargar todas las culpas a los dirigentes , quienes «también han hecho cosas útiles» a lo largo de estos meses.

   «Y, sobre todo, los ciudadanos han sabido afrontar todo esto con dignidad«, ha resaltado, para luego cuestionar esa idea de que ‘se sale más fuerte’. «¿Pero eso cómo se mide? Lo que hay que hacer es el esfuerzo de evaluar qué se ha hecho bien y qué mal, porque hay cosas que no dependen de apreciaciones subjetivas«, ha criticado.

LA NOVELA TRADICIONAL

   En ‘Volver a dónde’ el autor jienense narra su día a día en el confinamiento –donde llegó a ver un parque del Retiro «convertido en una especie de bosque salvaje»– y recupera también «un mundo que prácticamente ya ha desaparecido».

   Todo ello, a través de un afán testimonial que hace a Muñoz Molina alejarse cada vez más de la novela tradicional. «La novela es un género que me apasiona, pero tiene un inconveniente: que se te tiene que ocurrir algo. Y a mí últimamente lo he intentado y no lo he conseguido», ha reconocido con humor el escritor.

Publicidad