Desvío de fondos y corrupción aumentan 57% en empresas de México: estudio

25

La malversación de activos, el soborno y la corrupción figuran entre los principales delitos que entre 2016 y 2018 fueron víctimas las empresas que operan en México, periodo en el cual esas acciones crecieron 57 por ciento.

De acuerdo con la ‘Encuesta de Delitos Económicos 2018. Edición México’ que realiza la firma PwC, la tasa general de delitos económicos en el país creció del 37 por ciento en 2016 al 58 por ciento en 2018, lo cual representó un incremento de casi 57 por ciento.

“El aumento que expone nuestra encuesta en la tasa de delitos económicos en 2018 es, sin duda, muy importante. Sin embargo, surge la pregunta de si podría ser aún más alto, considerando que una gran mayoría de las organizaciones en México (87 por ciento), afirma contar con programas formales de cumplimiento”, dijo Alfredo Hernández, socio de Forensic Services en PwC México.

Por tipos de delitos, la apropiación indebida de activos fue la respuesta más alta de las empresas encuestadas con 47 por ciento, el soborno y la corrupción empataron con 30 por ciento, y el fraude cometido por el consumidor obtuvo 23 por ciento.

El estudio resalta que en México los cargos intermedios (42 por ciento) en las empresas son los que más hacen fraude interno, seguido de los cargos inferiores (32 por ciento) y los altos directivos (19 por ciento).

Las pérdidas económicas derivadas de los delitos económicos en este periodo también son alarmantes; el 8 por ciento de las empresas reportaron pérdidas de entre 5 y 100 millones de dólares, comparado con el 3 por ciento que respondió en 2016.

Más de la mitad de los encuestados dijo haber perdido menos de 100 mil dólares en el periodo, 18 por ciento tuvo pérdidas de 100 mil a 1 millón de dólares, y 13 por ciento de 1 a 5 millones de dólares.