Inicio Motor Audi ganó casi 3.500 millones en 2018, a pesar del impacto de...

Audi ganó casi 3.500 millones en 2018, a pesar del impacto de 1.176 millones por el ‘dieselgate’

Publicado 14/03/2019 11:28:51CET

Aumentará hasta 15.000 millones las inversiones de su plan estratégico para financiar la movilidad eléctrica

INGOLSTADT (ALEMANIA), 14 Mar. (EUROPA PRESS) –

El grupo Audi, integrado por las marcas Audi, Lamborghini y Ducati, registró un beneficio neto de 3.463 millones de euros en 2018, lo que supone un leve aumento del 0,9% si se compara con los 3.342 millones que obtuvo el ejercicio precedente, según datos presentados por el fabricante alemán este jueves en Ingolstadt.

Los resultados de la compañía incluyen un cargo extraordinario por importe de 1.176 millones de euros derivado del caso del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de algunos vehículos diésel, que en 2016 y 2017 fue de 1.632 y 387 millones, respectivamente. La firma también se vio afectada por la entrada en vigor, el pasado 1 de septiembre, del ciclo de homologación WLTP.

Audi aceptó en 2018 el pago de una multa por importe de 800 millones de euros por parte de la Fiscalía de Múnich (Alemania) en el contexto del ‘dieselgate’, impactando también de manera negativa en las cuentas de la marca por “riesgos legales”.

El grupo también implementó medidas por importe de 1.900 millones de euros en 2018 a través de su plan de transformación, el cual aumentará hasta 15.000 millones para generar el flujo de caja necesario para financiar la movilidad eléctrica, según afirmó el director financiero de la empresa, Alexander Seitz.

“FRACASO” CON EL WLTP

“No podemos estar satisfechos con nuestro resultado. Audi tiene excelentes productos en el mercado, pero en términos comerciales, fracasamos en el cambio al WLTP”, subrayó el consejero delegado de la compañía, Bram Schot.

Audi registró un beneficio operativo en 2018 de 3.529 millones de euros, lo que representa una caída del 24,4% respecto a los 4.671 millones que contabilizó el curso pasado, mientras que, sin contar con los efectos extraordinarios, el resultado hubiera sido de 4.705 millones de euros (5.058 millones en 2017), un 6,9% menos.

La empresa logró un margen operativo del 6% después de efectos extraordinarios el año pasado, 1,8 puntos porcentuales menos que en 2017, y del 7,9% (-0,6 puntos) si no se tienen en cuenta las reservas para partidas especiales.

La cifra de negocio de la corporación alemana se situó en 59.248 millones de euros al término del ejercicio previo, lo que se traduce en una bajada del 0,9%, mientras que su resultado antes de impuestos fue de 4.361 millones de euros, un 7,5% menos.

1,8 MILLONES DE VEHÍCULOS VENDIDOS.

En 2018, la marca Audi comercializó un total de 1,8 millones de vehículos en todo el mundo, un 3,5% menos frente al curso previo, mientras que Lamborghini matriculó 5.750 unidades, un 50,7% más, y Ducati 53.004 unidades, un 5,1% menos.

El grupo de los cuatro aros realizó inversiones de capital por importe de 3.500 millones de euros durante el ejercicio precedente, un 10,2% menos que en 2017, mientras que el retorno de la inversión fue del 10%.

Por su parte, el flujo de caja neto cayó un 50%, de 4.312 millones en 2017 a 2.141 millones de euros en 2018. Además, la liquidez neta de la compañía al término del año pasado fue de 20.442 millones de euros, un 1,6% menos.

La plantilla total de la multinacional se situó en 91.674 trabajadores en todo el mundo, un 0,48% más si se compara con los 91.231 empleados con los que contaba en 2017. El bonus de participación en los beneficios diminjuye para un trabajador cualificado de una fábrica de Audi en Alemania hasta los 3.360 euros.

PREVISIONES PARA 2019

Para el ejercicio en curso, el grupo espera que las ventas de Audi crezcan “moderadamente” y lograr un margen operativo sobre las ventas de entre un 7% y un 8,5% (entre un 9% y un 11% en el largo plazo). Asimismo, también prevé un retorno de la inversión que se sitúe entre un 11% y un 14%.

Según la propia compañía, los ingresos totales de la corporación alemana también crecerían “levemente”, pese a un entorno “negativo”. Asimismo, anticipa un flujo de caja neto de entre 2.500 y 3.000 millones de euros.

El consorcio automovilístico también anticipa cargas financieras por la transición al WLTP, los “enormes gastos” que supone la movilidad eléctrica y debido a un entorno macroeconómico cada vez más complicado.

“En 2019, estableceremos un curso estratégico importante y trabajaremos durante en nuestras estructuras de costes”, señaló Seitz.