El jefe del Pentágono pide combatir el terrorismo sin límite de tiempo ni espacio

“Esta es una guerra contra un enemigo transnacional, uno que no respeta las fronteras internacionales y que no pone límites geográficos a las áreas de sus operaciones”, dijo Mattis durante su intervención en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado que estudia una nueva legislación en relación con el uso del Ejército.

Esta propuesta legislativa, conocida como “autorización para el uso de la fuerza militar” (AUMF, por su sigla en inglés), vendría a modificar la ya vigente, que fue aprobada en el año 2001 como respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre de ese año.

La nueva AUMF, que fue propuesta por representantes de los partidos republicano y demócrata, autoriza explícitamente la acción militar contra los tres grupos terroristas: el Estado Islámico, Al Qaeda y los talibanes.

Asimismo, otorga al Congreso un papel de supervisión del que actualmente carece sobre quién puede ser considerado como “asociado” de dichos grupos y determina los países donde la acción militar puede tener lugar.

Pese a los posibles cambios en la actual legislación, el titular de la cartera de Defensa hizo hincapié en que suprimirla por completo apenas causaría “una incertidumbre legal y política innecesaria”.

Mattis recalcó la necesidad de “adaptarse a la realidad” de un terrorismo que ha cambiado de objetivos en estos últimos dieciséis años, destacó la importancia de no limitar la capacidad de acción de las Fuerzas Armadas y subrayó que una nueva legislación serviría, además, para transmitir un “mensaje de unidad” frente al enemigo.

“Mientras nuestras tropas luchan en el campo de batalla por (…) la política exterior de Estados Unidos para proteger nuestra forma de vida, le pido al Congreso que mantenga su apoyo y compromiso”, concluyó Mattis.

EFE / AM

Loading...