La policía considera “intencionado” el atropello masivo de Melbourne

32
Los servicios de emergencias atienden a varios de los heridos en el atropello, este jueves en Melbourne.
Detienen a una persona tras el atropello en Melbourne de 12 personas

La policía ha calificado de “acto deliberado” el atropello masivo que este miércoles ha causado heridas a 13 personas, algunas de gravedad según han informado los servicios de emergencias, en Melbourne (Australia). “Creemos, basándonos en lo que hemos visto, que se trata de un acto deliberado”, ha señalado el comandante de la policía Russell Barrett, que ha añadido que por el momento se desconocen los motivos de los agresores. La policía, que no ha precisado si el incidente se puede considerar un atentado terrorista, ha detenido a dos personas, una de ellas el conductor del vehículo que ha arrollado a los peatones.

Varias ambulancias y servicios de emergencia han acudido al lugar, mientras los medios locales informan de que al menos dos personas han sido trasladadas al hospital.  En un comunicado, la policía ha señalado que “varias personas, entre ellas un niño, están siendo tratadas en la escena por una serie de lesiones”.

“Gente volando por los aires”

Según testigos presenciales, citados por la cadena local ABC, un todoterreno ligero viajaba a “gran velocidad” por la vía peatonal y ha arrollado a las personas que paseaban por la calle y que han “salido volando por los aires”. Según los testigos, el conductor no mostraba ninguna intención de detenerse, sino que ha “impactado contra todo el mundo”.

La cadena Sky News Australia ha relatado, citando a testigos, que un SUV Suzuki blanco con dos hombres a bordo ha arrollado a los peatones, sin visos de frenar la marcha, antes de impactar contra un pilón. Otro testigo, citado por la emisora Melbourne 3AW, explicaba que oyó gritos antes de ver “gente volando por todos lados”. “Hemos oído un ruido, hemos mirado a la izquierda y hemos visto un coche blanco, atropellando a todo el mundo. La gente corría despavorida”, ha relatado.

Las autoridades de Australia elevaron la alerta terrorista en septiembre del 2014 y han aprobado una serie de leyes para prevenir atentados. Pese a ello, la nación oceánica ha sufrido cuatro atentados desde entonces, aunque se han abortado varios con la detención de decenas de personas en diversos operativos en todo el país.